El Ganso: el talento que creció, cayó y volvió a levantarse

Por Redacción

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El Ganso fue fundado por los hermanos Álvaro y Clemente Cebrián en septiembre de 2004 para cubrir un nicho de mercado, especialmente en ropa de hombre, que identificaron por propia necesidad. Buscaron crear una marca de ropa, calzado y accesorios donde el diseño, el estilo, la novedad fuesen la base del proyecto, todo ello a precios asequibles. La primera tienda se abrió en Madrid en agosto de 2006. Hoy tienen 150 puntos de venta directos y más de 100 multimarca en España, Francia, Portugal, Chile, México y Kuwait.

El Ganso cubrió un mercado entre las marcas más low cost y las de más precio y diseño. Detectó un hueco en el que ofrecer ropa a buen precio con los baremos y exigencias de las marcas de lujo. Creó un estilo de vestir basado en la americana, las zapatillas y los abrigos entallados con los detalles y colores como seña de identidad.

En la actualidad ha apostado mucho por fortalecer la marca y el desarrollo digital de la compañía. Las ventas de www.elganso.com suponen ya más del 20% de la facturación de la compañía. También se ha volcado en la renovación del producto sin perder su ADN, clave de la marca.

El primer reto fue crear la marca. Creció muy rápido. En 2015 L Catterton adquirió el 49% del capital. En agosto de 2020, en un momento muy complejo de la empresa, la familia Cebrián recompró el 100% de las acciones. Desde entonces, a pesar de las circunstancias, ha vuelto a crecer y, sobre todo, a innovar. “Este 2020 ha acelerado muchos cambios en retail que iban a llegar en los próximos cinco años. Hemos apostado claramente por ser una empresa que marque y siga las tendencias más innovadoras”, explica Lola López, directora de Marketing Digital e Innovación de la compañía.

El Ganso cuenta hoy con 600 trabajadores, presencia en seis países y 150 puntos de venta directos entre tiendas propias y corners en El Corte Inglés (España), Galeries Lafayette (Francia) y Liverpool (México). La empresa se creó en 2004 con 30.000 euros: 21.000 provenían de un crédito de Avalmadrid. El año 2019 se cerró con una facturación de 63 millones de euros, y 2020 lo hará alrededor de los 50 millones, una bajada en torno al 20% que estiman será compensada en parte por sus nuevos proyectos.

En la compañía esperan que las tiendas abran normalmente a mediados de 2021, volvamos a recibir turistas y los resultados se recuperen. “Confiamos en que los nuevos proyectos incrementen las ventas en un 10% sobre 2019”, afirma López.

En España, Francia, Chile y Portugal están presentes directamente. En México y Kuwait han firmado un contrato de master franquicia con dos de los grupos más importantes de cada mercado (Grupo Sordo en Méjico y Alshaya en Kuwait). Además venden en la tienda online de El Corte Inglés y Amazon con espacios propios. Esperan que las ventas digitales lleguen a un 35% en los próximos 3 años.

El Ganso está impulsando algunos proyectos que esperan abran camino en la venta de moda en España. Uno de ellos es The Community (https://www.elganso.com/es/the-community/nuestra-historia.html, https://www.youtube.com/watch?v=Z510P2J2Z0Q): “En vez de ver competencia en otras marcas, vemos colaboración. Creemos que las reglas han cambiado, y que la colaboración entre distintas marcas es y será fundamental”, explica Lola López. Dentro de The Community buscan ayudar e impulsar a la hostelería, y para ello ofrecen ventajas en una serie de restaurantes para los que hayan comprado en El Ganso desde el pasado septiembre de 2020 (https://www.elganso.com/es/the-community/foodies.html). Además, han empezado una colaboración con Sepiia, una empresa sostenible cuya base es la investigación en nuevos tejidos.

Otras iniciativas son Ganso Green, la primera colección 100% sostenible y Made in Europe de El Ganso; un acuerdo de colaboración para vestir a la selección española de fútbol y la creación de colección cápsula: “Elevamos el merchandising a nivel de marca de moda”, sostiene López; Soles4souls, una iniciativa para donar producto usado de El Ganso en buen estado para apoyar a microempresas hondureñas, haitianas y keniatas; Rebelión en la Granja de Gansos, para ayudar a pequeñas empresas de retail o tecnológicas a salir adelante y poder desarrollarse. También ofrecen un programa de becas de apoyo para emprendedores de retail sostenible.

Desde El Ganso trabajan convencidos de que con innovación y ajuste de costes se puede ser más rentable y vender más que antes; en definitiva, ser una empresa más saneada y con mayor futuro.