El Eurogrupo aborda el riesgo de quiebras empresariales por la crisis

Por Redacción

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Los ministros de Economía y Finanzas de la zona euro (Eurogrupo) se reunirán este lunes por videoconferencia para tener un primer intercambio de opiniones sobre el riesgo de insolvencias de empresas a causa de la crisis, al tiempo que debatirán las nuevas perspectivas económicas presentadas el pasado jueves por la Comisión Europea.

La “resistencia del sector empresarial” ha sido una fuente de preocupación para el Eurogrupo desde el inicio de la pandemia y, aunque su impacto económico “todavía no se refleja en el número de insolvencias o en un aumento de la morosidad”, fuentes europeas han advertido de que el endeudamiento provocado puede desencadenar una oleada de quiebras una vez ser retiren los estímulos.

“La primera prioridad es evitar una destrucción innecesaria de capacidad productiva durante la crisis, no queremos que empresas sanas quiebren por las medidas de confinamiento, pero también debemos dejar que quiebren las empresas que no son viables”, ha explicado un alto funcionario europeo de cara al debate de los ministros en el Eurogrupo.

Este punto de debate llega justo días después de que el Ejecutivo comunitario advirtiese a España sobre el riesgo de un repunte de las insolvencias empresariales con la retirada de las ayudas, especialmente en el sector de la hostelería o el turismo, de los más afectados por las restricciones a la movilidad.

Fuentes del Ministerio de Economía precisan, sin embargo, que Bruselas habla de un problema “generalizado” en toda la Unión Europea y no de una “preocupación especial” en el caso de España.

En cualquier caso, el Eurogrupo mantendrá este lunes un primer intercambio sobre este asunto, antes de abordarlo de una manera más profunda en abril. El objetivo, apuntan las fuentes consultadas, es encontrar el modo de sustituir las medidas actuales por otras “más selectivas” que permitan la supervivencia de empresas que han sufrido especialmente la crisis pero son viables, además de armonizar los procedimientos nacionales de insolvencia para abordar estas situaciones.

Además, Bruselas presentará sus nuevas previsiones económicas, que apuntan a un repunte de PIB de la zona euro este año del 3,8%. España sería el país que más crecería, con un 5,6%, seguido de Francia (5,5%) y Croacia (5,3%), los únicos países que superarán el umbral del 5%. La economía alemana se expandiría un 3,2% y la italiana un 3,4%.

Según fuentes europeas, las cifras de Bruselas dan motivos para ser “cautamente optimistas” porque muestran que el PIB se contrajo en el cuarto trimestre de 2020, pero “no tanto como se temía”. “Quizás puede decir que nuestras economías se adaptan mejor a las circunstancias”, señalan.

La agenda de la reunión telemática del Eurogrupo se cierra con un nuevo debate sobre el papel internacional del euro, un punto recurrente en los últimos meses que se enmarca en la estrategia de Bruselas para reforzar el uso de la moneda común en los mercados internacionales y ganar terreno al dólar como divisa mundial.