El domingo 15, Día Mundial en Recuerdo a las Víctimas del Tráfico

Por Wenceslao Pérez Gómez

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El próximo domingo  día 15, como cada año el tercer domingo del mes de noviembre, se conmemora el Día Mundial en Recuerdo a las Víctimas del Tráfico, el trágico resultado es doloroso y nunca bien comprendido ni entendido, y sus consecuencias, demoledoras. Asociaciones de Víctimas, como Prevención de Accidentes de Tráfico -P(A)T-, Aesleme o Stop Accidentes, entre otras, que este tremendo año 2020, cumplen 50, 30 y 20 años respectivamente, de durísima trayectoria, trabajan cada día para dar apoyo, orientación y algo de consuelo a las víctimas y familiares y también con la misión de dar luz y visibilidad, a los nombres y apellidos que, en realidad, son las frías cifras estadísticas de fallecidos y heridos, muchas veces con secuelas permanentes para el resto de sus vidas,  sobre todo, para concienciar y sensibilizar a la sociedad, acerca de los verdaderos riesgos que se derivan del uso compartido de las vías por todos los usuarios, conductores o no, vulnerables o no, con la presencia y cercanía de que, como a ellos, puede ocurrirnos a cualquiera en el momento menos sospechado.

Desde la asociación “Stop Accidentes” se ha lanzad  un mensaje en forma de manifiesto, que transcribimos y nos sumamos  a su espíritu, con la esperanza de que algún día se logre revertir las  consecuencias de esta pandemia, que también son los siniestros viales,  porque en su inmensa mayoría, son predecibles, prevenibles y evitables.

#TodosSomosVíctimas

Hoy, hace exactamente 20 años, fundamos la ONG STOP ACCIDENTES, éramos unas pocas familias indignadas que sufrían en soledad, pero firmemente decididas a luchar contra la violencia vial, ante la indiferencia de la sociedad, a unir voluntades para salir del silencio y dar a conocer la inmensa tragedia diaria de los mal llamados accidentes de tráfico. Ha sido y es nuestro compromiso, prevenir la pandemia del tráfico que cada año, en el mundo, mata a más de 1.355 millones personas y deja mal heridos a más de 50 millones. En España, durante el pasado año 2019, 1.383 personas dejaron su vida en el asfalto, y 6.534 quedaron heridos graves. No aceptamos lo inaceptable, porque sabemos que se puede evitar.

Hoy, también nos solidarizamos con quienes sufren el COVID 19. Estamos padeciendo DOS pandemias, con consecuencias muy parecidas, y nos estamos enfrentando, más allá del dolor y la angustia de las familias, a uno de los más graves problemas de salud pública, que repercute en el desarrollo social y en la economía del país,  aunque en el tema del tráfico, tenemos la vacuna: respetar las normas

Hoy, Día Mundial en Recuerdo de las Víctimas de la Violencia Vial, es para todos nosotros un día muy emotivo en el recuerdo siempre presente de nuestros seres queridos. Estamos unidos con todo el mundo, como nos indica Naciones Unidas y, en especial, con la Federación Iberoamericana de Asociaciones de Víctimas contra la violencia vial, que también conmemora sus 10 años de acción.

Después del fracaso del Primer DECENIO DE ACCION POR LA SEGURIDAD VIAL, Naciones Unidas ha propuesto para la segunda Década de Acción 2021-2030, alcanzar el objetivo de reducir las muertes y lesiones en las carreteras, en un 50% para 2030. En España, se ha logrado en los últimos años, situarse en los primeros países que en Europa han conseguido reducir la siniestralidad más de un 50%. Se han salvado muchas vidas, sin embargo, seguimos sin conseguir un reproche social y mayor conciencia, del riesgo en el tráfico.

Es importante reconocer que, por primera vez Naciones Unidas, promueve la “atención, rehabilitación y reinserción social de las víctimas de accidentes de tránsito”. Por lo que seguimos exigiendo la creación de una Secretaría de Estado para todas las víctimas de hechos violentos, súbitos e inesperados, para que encuentren desde la administración, la ayuda y el apoyo necesario para orientar de nuevo sus vidas y proteger sus derechos. La justicia debe ser reparadora para las víctimas, preventiva para la sociedad y reeducadora para el infractor.

Los Derechos Humanos forman parte de una política de Estado, es una obligación y un deber moral del Gobierno, por lo que le pedimos se comprometa a tomar medidas. Es hora de actuar, adoptando la visión global del Sistema Seguro, vinculándola a las cuestiones ambientales, de movilidad, de igualdad, de género y de planificación urbana. Les pedimos nos acompañen, en UN MINUTO DE SILENCIO, EN HOMENAJE A NUESTROS SERES QUERIDOS, VICTIMAS INOCENTES DE LA VIOLENCIA VIAL.

El próximo domingo  día 15, como cada año el tercer domingo del mes de noviembre, se conmemora el Día Mundial en Recuerdo a las Víctimas del Tráfico, el trágico resultado es doloroso y nunca bien comprendido ni entendido, y sus consecuencias, demoledoras. Asociaciones de Víctimas, como Prevención de Accidentes de Tráfico -P(A)T-, Aesleme o Stop Accidentes, entre otras, que este tremendo año 2020, cumplen 50, 30 y 20 años respectivamente, de durísima trayectoria, trabajan cada día para dar apoyo, orientación y algo de consuelo a las víctimas y familiares y también con la misión de dar luz y visibilidad, a los nombres y apellidos que, en realidad, son las frías cifras estadísticas de fallecidos y heridos, muchas veces con secuelas permanentes para el resto de sus vidas,  sobre todo, para concienciar y sensibilizar a la sociedad, acerca de los verdaderos riesgos que se derivan del uso compartido de las vías por todos los usuarios, conductores o no, vulnerables o no, con la presencia y cercanía de que, como a ellos, puede ocurrirnos a cualquiera en el momento menos sospechado.

Desde la asociación “Stop Accidentes” se ha lanzad  un mensaje en forma de manifiesto, que transcribimos y nos sumamos  a su espíritu, con la esperanza de que algún día se logre revertir las  consecuencias de esta pandemia, que también son los siniestros viales,  porque en su inmensa mayoría, son predecibles, prevenibles y evitables.

#TodosSomosVíctimas

Hoy, hace exactamente 20 años, fundamos la ONG STOP ACCIDENTES, éramos unas pocas familias indignadas que sufrían en soledad, pero firmemente decididas a luchar contra la violencia vial, ante la indiferencia de la sociedad, a unir voluntades para salir del silencio y dar a conocer la inmensa tragedia diaria de los mal llamados accidentes de tráfico. Ha sido y es nuestro compromiso, prevenir la pandemia del tráfico que cada año, en el mundo, mata a más de 1.355 millones personas y deja mal heridos a más de 50 millones. En España, durante el pasado año 2019, 1.383 personas dejaron su vida en el asfalto, y 6.534 quedaron heridos graves. No aceptamos lo inaceptable, porque sabemos que se puede evitar.

Hoy, también nos solidarizamos con quienes sufren el COVID 19. Estamos padeciendo DOS pandemias, con consecuencias muy parecidas, y nos estamos enfrentando, más allá del dolor y la angustia de las familias, a uno de los más graves problemas de salud pública, que repercute en el desarrollo social y en la economía del país,  aunque en el tema del tráfico, tenemos la vacuna: respetar las normas

Hoy, Día Mundial en Recuerdo de las Víctimas de la Violencia Vial, es para todos nosotros un día muy emotivo en el recuerdo siempre presente de nuestros seres queridos. Estamos unidos con todo el mundo, como nos indica Naciones Unidas y, en especial, con la Federación Iberoamericana de Asociaciones de Víctimas contra la violencia vial, que también conmemora sus 10 años de acción.

Después del fracaso del Primer DECENIO DE ACCION POR LA SEGURIDAD VIAL, Naciones Unidas ha propuesto para la segunda Década de Acción 2021-2030, alcanzar el objetivo de reducir las muertes y lesiones en las carreteras, en un 50% para 2030. En España, se ha logrado en los últimos años, situarse en los primeros países que en Europa han conseguido reducir la siniestralidad más de un 50%. Se han salvado muchas vidas, sin embargo, seguimos sin conseguir un reproche social y mayor conciencia, del riesgo en el tráfico.

Es importante reconocer que, por primera vez Naciones Unidas, promueve la “atención, rehabilitación y reinserción social de las víctimas de accidentes de tránsito”. Por lo que seguimos exigiendo la creación de una Secretaría de Estado para todas las víctimas de hechos violentos, súbitos e inesperados, para que encuentren desde la administración, la ayuda y el apoyo necesario para orientar de nuevo sus vidas y proteger sus derechos. La justicia debe ser reparadora para las víctimas, preventiva para la sociedad y reeducadora para el infractor.

Los Derechos Humanos forman parte de una política de Estado, es una obligación y un deber moral del Gobierno, por lo que le pedimos se comprometa a tomar medidas. Es hora de actuar, adoptando la visión global del Sistema Seguro, vinculándola a las cuestiones ambientales, de movilidad, de igualdad, de género y de planificación urbana. Les pedimos nos acompañen, en UN MINUTO DE SILENCIO, EN HOMENAJE A NUESTROS SERES QUERIDOS, VICTIMAS INOCENTES DE LA VIOLENCIA VIAL.