El CEO de Santander España presenta los nuevos valores corporativos

Por Redacción

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El consejero delegado de Santander España y responsable regional de Europa del grupo Santander, Antonio Simões, y la directora de Recursos Humanos y Organización de Santander España y Europa, Amaya Casero, participan  en un encuentro interno con empleados dirigido a presentar a la plantilla la nueva cultura corporativa del banco, según informaron fuentes sindicales a Europa Press.

La cultura global aprobada por el consejo de administración del banco en enero de 2015, ‘The Santander Way’, se basa en un lenguaje y comportamiento común y trata de impregnar los valores «sencillo, personal y justo» en todas las unidades. Esta cultura corporativa se encuadraba hasta ahora en ochos comportamientos corporativos, pero en los últimos meses ha realizado un ejercicio de revisión para actualizarlos, que se implementará en todo Santander durante 2022.

Así, los comportamientos corporativos, que afectarán a cómo se evalúa el rendimiento, se simplificarán a cinco: clientes, cambio, rapidez, trabajo en equipo y hablar abiertamente (acrónimo en inglés T.E.A.M.S.).

Los trabajadores de Santander en España recibieron a principios de semana una carta del consejero delegado de Santander España en la que se les invitaba a participar el día 28 de marzo en un ‘Town Hall’ para hablar de las iniciativas para acelerar la transformación cultural dentro del banco en 2022 y de los nuevos comportamientos corporativos.

Los ‘Town Hall’ son eventos internos que celebra periódicamente Santander, en los que el responsable global o regional ofrece a una charla en ‘streaming’ sobre una temática determinada a los empleados del banco, que pueden hacer sus preguntas a los directivos.

Tras los cambios en la alta dirección de Santander España, la entidad trasladó a los representantes de los trabajadores un mensaje de que «se quería otra forma de trabajar», pero los sindicatos han venido reprochando la presión a la que se ven sometidos los empleados del banco para conseguir los objetivos comerciales marcados.

Tras convocarse la reunión del lunes, UGT ha puesto en valor que la alta dirección esté «acelerando» el cambio cultural que se necesita para mejorar el estado general de la plantilla. «Somos totalmente conscientes de que un diálogo constructivo, con una escucha activa, es el mejor camino para que estas mejoras reales se consoliden. Hoy más que nunca ponemos en valor este diálogo transparente», ha señalado el sindicato.

De su lado, CC.OO. ha exigido que los nuevos comportamientos T.E.A.M.S. «no sean una mera declaración de intenciones y que se aplique eliminando la actual y desmesurada política de controles y reuniones».