El capital riesgo seguirá aumentando en España

Por Redacción

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Las cantidades invertidas en capital riesgo “probablemente” sigan aumentando, según revela un informe de Deutsche Bank, que sostiene que este segmento continuará representando una contribución importante en la financiación de empresas y sectores innovadores con rentabilidades superiores a las que ofrecen los mercados cotizados.

Los expertos consultados por Europa Press coinciden con la previsión de Deutsche Bank, y confirman que las cifras de este año para España son prometedoras.

“El año está siendo especialmente bueno, tanto en número de operaciones como en importe, sobre todo si se tiene en cuenta que ha habido varias rondas cercanas a los 100 millones. Habrá que esperar a ver lo que pasa en el segundo semestre para sacar conclusiones, pero considerando el dinero disponible para invertir todo hace indicar que se mantendrá la tendencia”, ha destacado en declaraciones a Europa Press el presidente y socio director de Axon Partners, Francisco Velázquez.

Las sociedades de capital riesgo invierten, principalmente, en empresas emergentes con un potencial de crecimiento elevado, y el capital puede ser aportado tanto por inversores privados o ‘business angels’ como por sociedades.

“La historia muestra que los inversores de capital riesgo, al centrarse en las empresas emergentes más prometedoras, han desempeñado un papel crucial para convertirlas en motores del crecimiento económico”, ha destacado el director global de inversiones de Deutsche Bank, Christian Nolting.

Así, ha añadido que, si se hace bien, el capital riesgo “puede generar rentabilidades importantes y proporcionar a las carteras ventajas de diversificación considerable”, aunque “es importante reducir los riesgos de este tipo de inversión”, que suele presentar un perfil alto.

En España la financiación vía capital riesgo aún está despegando. Según datos de Ascri de 2020, el ‘venture capital’ registró cifras récord por segundo año consecutivo al financiar a 433 startups de las que 219 recibían inversión por primera vez.

En ese periodo se han registrado grandes rondas en varias empresas, como las de Job&Talent, Wallapop, Travelperck o Copado. Los sectores que registraron mayores volúmenes fueron el informático, el sanitario, el biotecnológico y la energía.

Sin embargo, las cifras son aún muy bajas si las comparamos con las que registran otros mercados más maduros como Estados Unidos: según datos de KPMG, la inversión de capital riesgo en el país alcanzó solo en el cuarto trimestre de 2020 los 38.800 millones de dólares (33.500 millones de euros) en 2.526 acuerdos.

El director de negocio institucional de Abante, Arturo Santolaya, explicó en declaraciones a Europa Press que la inversión en capital riesgo “subirá notablemente” en España este año y que “lo razonable” es que continúe su escalada.

“El ‘venture capital’ cada vez tiene mayor interés, no solo del inversor tradicional sino de los corporativos, invirtiendo cada vez más en ellas para identificar tendencias en su sector”, ha destacado Santolaya.

No obstante, el director de negocio institucional de Abante ha admitido que no alcanzará porcentajes muy relevantes debido a los proyectos en los que invierte, frente a otras estrategias como ‘buyouts’, ‘growth’ o deuda, entre otros, que tienen volúmenes mayores.

Velázquez ha destacado en declaraciones a Europa Press que los ‘venture capital’ españoles están logrando consolidarse, pero que los fondos no son grandes, lo que es un “gran handicap” porque “las oportunidades buenas requieren mucha financiación”.

Ascri señala en su informe del primer trimestre que los fondos internacionales tanto de ‘private equity’ como de ‘venture capital’ cuentan con “con abundante liquidez y mantienen el interés en España”.

De hecho, en el primer semestre contribuyeron con más del 75% del volumen invertido en empresas españolas, un peso similar al de los últimos años.

INTERÉS POR PARTE DE FIRMAS INTERNACIONALES

Los datos de Ascri del primer semestre revelan que el interés por parte de grandes ‘venture capital’ extranjeros no cesa. Las grandes rondas registradas en ese periodo han estado lideradas por estas firmas, que registraron máximos de inversión con 588 millones de euros.

El potencial de crecimiento de España ha atraído el interés de grandes firmas, pero también de otras más pequeñas, que ven en el país oportunidades de inversión.

El fundador y consejero delegado de la firma italiana de capital riesgo P101, Andrea Di Camillo, ha explicado en una entrevista con Europa Press que España es uno de sus mercados favoritos.

“El mercado español está creciendo a un ritmo increíble, tanto en términos de talento como de oportunidades, y el compartir valores culturales con Italia hace que las posibilidades en cuanto a entendimiento y sinergias se vean intensificadas. Tenemos muy clara nuestra apuesta por este mercado, somos muy conscientes de todo su potencial y, por eso, nuestro objetivo y enfoque empresarial, es convertirnos en socios de las empresas más que en simples inversores”, afirmaba Di Camillo en un comunicado previo.

P101 ya ha invertido en varias compañías nacionales como Colvin, Bipi o Deporvillage. Su enfoque está centrado en empresas que ya han demostrado su modelo de negocio, que pueden escalar rápidamente y establecerse como líderes en su segmento de mercado, aprovechando la innovación tecnológica de productos y procesos.