El Black Friday dispara el comercio electrónico

Por Carla López

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

No es una sorpresa decir que el año 2020 ha sido diferente para todos, y en todos los sentidos. Pero sobre todo, hay que destacar cómo han cambiado los hábitos de consumo desde el confinamiento domiciliario de principios de marzo hasta ahora, la nueva normalidad con restricciones de movilidad y la adaptación a las nuevas condiciones. Estos cambios han impulsado la digitalización de las compras, ya que según el informe “Hábitos de Compra en España Black Friday 2020” de la consultora Tandem Up, el 60% de los compradores online eligen este medio para evitar aglomeraciones.

El comercio electrónico ha crecido en España tras estar varios años estancado. En el primer trimestre de 2020, el eCommerce aumentó un 11,6% respecto a los datos del año anterior. Las compras desde España a webs españolas han crecido un 6,6% interanual, que supone 3.773 millones de euros, según la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).

Si en el primer trimestre de 2020 el eCommerce tuvo un auge del 20% en el sector retail, en el segundo trimestre el comercio online se disparó hasta alcanzar el 67% en España. Estas cifras están recogidas en el último informe Shopping Index de Salesforce.

En el mes de noviembre, según Bnext, el 37% de las compras realizadas en España se ha realizado online, lo que manifiesta la tendencia electrónica que tendrán las compras este 27 de noviembre con motivo del Black Friday.

El último trimestre del año acoge el mayor tráfico de compras. Comienza con el Viernes Negro, día marcado no sólo por estadounidenses como tradición, sino que también supone una fecha señalada para los españoles y que constituye el comienzo de la campaña navideña en los comercios, ya que muchas familias aprovechan para comprar los regalos de navidad en este día. Los datos del informe de Tandem Up demuestran que al menos el 59% de los consumidores gastarálo mismo en Navidad que en el Black Friday y que 8 de cada 10 españoles mayores de edad comprarán algo en este día.

El presupuesto que los consumidores españoles están dispuestos a gastar este año es más reducido que en 2019. Mientras que el año pasado alcanzaba los 72 euros de media por persona, en 2020 disminuye hasta 69 euros, según los datos del informe Pink Friday.

Los marketplaces, sin duda, han sido los que han visto mayor aumento de ventas en lo que va de 2020, y según el informe de hábitos de compra de Tandem Up, seguirán en auge con la campaña del Black Friday, ya que el 84% de los compradores prevé comprar algo por este medio. Amazon encabeza el ranking de los elegidos por los consumidores, seguido de Aliexpress, El Corte Inglés y eBay. La principal causa por la que eligen estas plataformas de compra es el precio y la variedad de productos.

Según Adrián Amorín, Country Manager del comparador de precios idealo, la categoría estrella en la venta online en España es la moda, y seguirá siéndolo durante toda la campaña. Pero también, ha podido comprobar que productos como smartphones, portátiles y consolas estarán entre los más demandados este año por ser productos que, “al estar en casa, utilizamos más”. De cara al Black Friday, idealo ha aumentado su personal informático con el objetivo de evitar fallos en el sistema.

Lo mismo han hecho otras empresas como Fnac, que han reforzado su capacidad como servidor para poder absorber la avalancha de tráfico y han implementado una medida que bloquea los bots para que sólo entre tráfico bueno. Aún así, no centran su atención en el comercio online, a pesar de que será el mayor punto de venta. Apuestan por combinar el canal online y el establecimiento físico, ya que, según su portavoz, sus principales puntos fuertes son la experiencia de compra y la personalización, y es lo que les diferencia de otros competidores.

La planificación y el refuerzo de personal son dos de los conceptos que Rui Marques, director general de Supply Chain – Iberia de XPO Logistics, califica como indispensables en la última campaña del año. Desde el comienzo de la pandemia, que supuso para XPO aumentar su actividad de negocio de eCommerce un 40%, la empresa ha incorporado cinco mil nuevos trabajadores, un 60% más que el año pasado en las mismas fechas. Rui Marques asegura que “probablemente sea el Black Friday más digital de la historia”, y que para que sea un éxito, es necesaria mucha planificación.

Amazon coincide con XPO, y es que la compañía estadounidense se prepara durante todo el año para poder hacer frente al incremento de demanda durante estas fechas. De hecho, comienzan la campaña a finales de octubre y la alargan hasta unos días pasado el Black Friday. Además, la mayoría de los artículos enviados desde ahora hasta el 31 de diciembre de 2020 pueden ser devueltos hasta el 31 de enero de 2021, lo que ofrece mayor comodidad al cliente y le deja tiempo para hacer “lo que verdaderamente importa, que es estar con los suyos”, según el portavoz de la compañía.

Una de las ventajas del marketplace de Amazon es que muchas pymes han podido salvar sus negocios del cierre durante el confinamiento gracias al comercio online. Cervezanía, una pequeña empresa de Sevilla y seller de Amazon, ha triplicado sus ventas en comercio electrónico respecto a 2019, con productos do it yourself y han establecido precios más económicos con el objetivo de adaptarse a la situación actual por la pandemia y ayudar a la gente a entretenerse en casa.

Uno de los factores de los que los consumidores dependen a la hora de hacer compras online son los plazos de entrega. Según un estudio realizado en octubre por la compañía XPO a consumidores y comercios minoristas de España, Estados Unidos, Reino Unido y Francia, el 68% de los españoles confía en que sus productos lleguen como máximo en un plazo de 3 días, bastante por delante de británicos (56%) y estadounidenses (51%). Por ello, servicios como Prime de Amazon cuentan con más de cien millones de suscriptores. Las devoluciones serán otro de los puntos a tener en cuenta, ya que por la situación de la COVID-19 y para evitar aglomeraciones, la gran mayoría de las compañías han alargado su periodo de devolución hasta enero de 2021.