El BID advierte de la preocupación de empresas españolas en Latinoamérica por algunas políticas de inversión

Por Redacción

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Mauricio Claver-Carone, ha advertido de que empresarios españoles han reconocido que «hay mucha preocupación» por determinadas políticas de inversión de gobiernos en la región latinoamericana, así como prácticas «poco transparentes» de China que han generado «una cancha injusta».

En una entrevista con Europa Press, el presidente del BID ha explicado que si bien la región sigue siendo un área prioritaria para los inversores españoles, estos han detectado algunos «obstáculos» en sus proyectos e inversiones.

En este sentido, el máximo representante del BID ha remarcado que uno de sus principales objetivos pasa por reforzar la confianza entre los empresarios españoles y la región, un punto en el que el organismo «puede jugar un papel único», tanto por la parte de las inversiones públicas como por la parte privada.

De hecho, el líder de la institución ha destacado que durante su última visita a España las empresas remarcaron el trabajo del BID y su papel como «socio estratégico» en la región.

LATINOAMÉRICA, UNA FUERZA CONTRAINFLACIONARIA

Por otro lado, el directivo ha señalado que Latinoamérica y el Caribe deben ejercer como una fuerza «contrainflacionaria» en la actualidad y posicionarse como un proveedor «mucho más confiable y mucho más seguro» que China y Rusia.

El máximo representante del banco de desarrollo ha destacado la importancia de que la región latinoamericana consolide su posición en las cadenas globales de valor, tras haber acontecido a la interrupción de la industria manufacturera hace dos años con el estallido de la pandemia en China y el actual conflicto en Ucrania.

«Latinoamérica y el Caribe es un proveedor mucho más confiable y mucho más seguro que lo que han mostrado en los últimos dos años China en la manufactura y Rusia en cuestiones de recursos naturales», ha subrayado Claver-Carone.

Esto no ha pasado desapercibido para los inversores internacionales. Según el presidente del organismo, los inversores han comenzado a revaluar el riesgo en la región latinoamericana y dentro del actual contexto global la ven «como la región más segura y confiable» de todos los mercados emergentes.

Esto lo demuestra el Índice MSCI de mercados emergentes. En lo que va de año este indicador ha experimentado una caída del entorno del 11%, mientras que la región se ha revalorizado aproximadamente un 27%.

«Nunca en nuestras vidas hemos visto que los mercados bajaran y Latinoamérica subiera, siempre ha sido constante. Estamos viendo por primera vez en nuestras vidas que las salidas de capital en China en la actualidad son enormes, y, sin embargo, lo estamos viendo estable o creciendo en Latinoamérica y el Caribe, eso nunca lo hemos visto», ha destacado.

OBJETIVO: MOVILIZAR ENTRE 25.000 Y 30.000 MILLONES ANUALES

El presidente del banco de desarrollo ha indicado también que el objetivo del BID es movilizar entre 25.000 y 30.000 millones de dólares (entre 22.730 y 27.270 millones de euros) en financiación para gobiernos y empresas en la región.

En 2021, el organismo alcanzó la cifra récord de 23.360 millones de dólares (21.240 millones de euros) movilizados para financiación en la región, siendo la primera vez en la historia del organismo que se superaba la barrera de los 20.000 millones de dólares (18.820 millones de euros).

Tras la ampliación de capital de BID Invest, la rama del sector privada del organismo, aprobada en la última Asamblea de Gobernadores, la institución busca crear en este brazo del sector privado «el primer banco de movilización del mundo dentro de las instituciones financieras de desarrollo».

En la actualidad, BID Invest movilizar un dólar con cada dólar de su propia cartera, una cifra que «no es suficiente», según Claver-Carone, que quiere llegar a movilizar hasta dos o tres dólares por cada dólar invertido y así impulsar la financiación en proyectos de la región.

En este punto, el presidente del BID ha vuelto a hacer un llamado para que España tenga un papel «más importante» en la ampliación de capital de BID Invest y consolide su posición en la institución.