El beneficio de las empresas no financieras se desploma un 50,8% en 2020

Por Redacción

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Las empresas no financieras experimentaron un fuerte retroceso del 50,8% en su resultado ordinario neto durante el año pasado en comparación con la subida del 3,9% contabilizada en el ejercicio precedente, según datos de la Central de Balances del Banco de España.

El informe señala que la crisis del Covid-19 impactó “de forma significativa” en la evolución económica y financiera de la empresas y apunta que el año pasado se registraron “descensos acusados” de los excedentes ordinarios y de los niveles de rentabilidad medios en las compañías no financieras, especialmente en sectores como la industria, el comercio, la hostelería o la información y telecomunicaciones.

El año pasado, como consecuencia del alto nivel de incertidumbre, las empresas incrementaron sus cifras de liquidez “como medida precautoria”, en línea con la contracción “sin precedentes de la actividad económica”.

El resultado del ejercicio 2020 de las empresas no financieras experimentó un fuerte retroceso del 68,2%, en comparación con la bajada de 12,3% de un año antes, mientras que el valor añadido bruto al coste de los factores se contrajo un 20,9% (+1,3% en 2019).

El año pasado, las compañías contabilizaron un resultado económico bruto de explotación que descendió un 36,8%, en comparación con la bajada del 0,8% del ejercicio previo, mientras que los ingresos financieros se recortaron un 13,4% a causa de la bajada del 13,4% de los dividendos recibidos y de los intereses cobrados (-13,2%).

La Central de Balances del Banco de España explica que los ratios de rentabilidad ordinaria se vieron reducidos “significativamente” el año pasado. Así, la rentabilidad ordinaria del activo neto se redujo 2,3 puntos, hasta el 4,6%.

EL EMPLEO DISMINUYÓ UN 5,6%

Los datos facilitados en el informe ponen de manifiesto que el empleo efectivo en las empresas no financieras se vio reducido en un 5,6%, una cifra que no incluye los trabajadores afectados por expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE).

Los trabajadores temporales fueron el colectivo que más sufrió la caída del empleo, con una bajada del 18,4%, mientras que el personal fijo también experimentó una disminución, aunque de menor calado que la de los temporales, con un -2,8%.

Así, el 50,5% de las 889 empresas no financieras en España (1.026 en 2019) contrajo su plantilla en 2020, frente al 14,1% que mantuvo su fuerza laboral y un 35,4% de ellas que experimentó un crecimiento en el número de trabajadores.

“El descenso del empleo fue generalizado”, recoge el documento, aunque resalta que las caídas más pronunciadas se concentraron en el comercio y la hostelería, con una bajada del 6,9%, y en la industria, con un retroceso del 4,6%.

Finalmente, las remuneraciones medias de las empresas cerraron el año pasado con una leve subida del 0,9%, en comparación con el incremento del 2,3% contabilizado en 2019. El comercio y la hostelería lideraron esta subida en las retribuciones.