El beneficio de Constellation Brands se desploma

Por Redacción

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Constellation Brands registró un beneficio neto de 1,5 millones de dólares (1,3 millones de euros) en su segundo trimestre fiscal, finalizado en agosto, lo que equivale a un desplome del 99,7% en comparación con el mismo periodo del ejercicio anterior como consecuencia del efecto atípico a nivel contable de las inversiones, según ha informado este miércoles la compañía.

La empresa de bebidas se anotó un impacto negativo a nivel contable por inversiones no consolidadas de 470,8 millones de dólares (407,6 millones de euros), casi seis veces más que en el segundo trimestre del pasado año fiscal. El impacto por inversiones no consolidadas refleja el descenso de valor de una inversión de la que no se ha salido, por ejemplo, cuando caen las acciones de una empresa participada en Bolsa pero no se venden esos títulos.

Las ventas netas de Constellation Brands fueron de 2.371,1 millones de dólares (2.052,7 millones de euros) en el trimestre, un 4,9% más. Por segmentos de negocio, las ventas de cerveza se impulsaron un 14%, hasta 1.861,3 millones de dólares (1.611,4 millones de euros), mientras que la rama de vinos y bebidas espirituosas se contrajeron un 18%, hasta 509,8 millones (441,4 millones de euros).

El coste de los productos vendidos en el trimestre fue de 1.141,4 millones (988,1 millones de euros), un 9,3% más, mientras que los gastos de venta, generales y administrativos fueron de 490,5 millones de dólares (424,6 millones de euros), un 22,9% más.

En el conjunto de los primeros seis meses del año fiscal, Constellation Brands se anotó unas pérdidas de 906,6 millones de dólares (784,9 millones de euros), frente a los beneficios de 334,2 millones (289,3 millones de euros) del mismo periodo del año anterior. De su lado, la facturación se elevó un 4,1%, hasta 4.397,6 millones (3.807,1 millones de euros).