El BEI considera “crucial” que la UE logre una “autonomía estratégica”

Por Redacción

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El Banco Europeo de Inversiones (BEI) considera que es “crucial” que la Unión Europea invierta y eleve su competitividad para lograr una “autonomía estratégica” y así reducir la dependencia de los países asiáticos en el suministro de bienes esenciales.

En una entrevista con Europa Press, el vicepresidente del BEI Ricardo Mourinho Félix ha destacado que el mundo no va a dejar de estar globalizado ni interconectado, pero que la UE debe lograr esta autonomía estratégica como parte del proceso de recuperación económica que ha empezado durante este año.

En los últimos meses se ha producido una escasez a nivel global de semiconductores, una industria que está muy concentrada en ciertos países asiáticos. Sin embargo, desde que empezó la pandemia también se ha producido cierta escasez de otros productos cuya manufacturación se hace en el extranjero.

“Lo que estamos viendo ahora con los semiconductores, de la dependencia de suministro de Asia, es algo que no es nuevo. En marzo y abril de 2020 ya existió un problema similar con el paracetamol (…). Eso muestra que tenemos que invertir, que tenemos que desarrollar las tecnologías para ser competitivos en la producción de estos suministros y tener una independencia estratégica para no depender totalmente de Asia”, ha explicado Mourinho Félix.

El vicepresidente del BEI ha subrayado que esta autonomía que aspira a lograr la UE en los próximos años es una autonomía “abierta” y no está centrada ni en la autarquía ni en el cierre de fronteras. “Es una autonomía de participación en el nuevo mundo y que va más allá de la Unión Europea. Eso es muy importante para la recuperación”, ha afirmado.

Como ejemplo de la actividad inversora del BEI en sectores como el de la salud o el tecnológico para avanzar en esta autonomía estratégica, Mourinho Félix ha destacado dos inversiones acometidas en los últimos meses. Por un lado, una inversión de 100 millones en 2020 de euros en BioNTech para el desarrollo de la vacuna contra el Covid-19 y otra de 500 millones en STMicroelectronics, también el año pasado, para aumentar la producción de semiconductores en Francia e Italia.

“El BEI ha invertido 365 millones a investigación y desarrollo sobre el Covid-19 y tenemos una cartera de más de 6.000 millones de euros dedicados a proyectos de la salud”, ha apostillado el vicepresidente.

ACTIVIDAD INVERSORA.

Además de su actividad inversora dentro de la Unión Europea, el banco también está presente en el extranjero. Según Mourinho Félix, esta actividad de inversiones en terceros países “es muy importante para el desarrollo de Europa y de un mundo que sea más justo”.

Por ejemplo, el BEI tiene presencia en América Latina desde 1993. Desde entonces, el banco ha aprobado cerca de 140 proyectos en la región, con una financiación total de 10.800 millones en 14 países diferentes.

“Seguimos trabajando con los países de América Latina en el desarrollo de infraestructuras ambientales, sociales, de desarrollo del sector privado y de mitigación del cambio climático y adaptación a sus efectos (…) El impacto de la actividad fuera de Europa puede ser grandísimo en esas zonas del globo que son las más afectadas por el cambio climático”, ha indicado.

Dentro de las fronteras del bloque comunitario, la actividad inversora del BEI también se centra en el impacto del cambio climático, pero abarcando otras perspectivas. Por ejemplo, una parte de las inversiones que realiza el BEI son en financiación para construcción de vivienda pública. La intención del banco es que la “vivienda verde” sea una parte importante de los fondos que dedica a inversión con objetivos climáticos o sostenibilidad ambiental.

De hecho, Mourinho Félix ha subrayado que la inversión es “central” para que la UE pueda conformar un “mundo posCovid” que sea “más limpio, más justo y más sostenible”.

EL COMITÉ DE ÉTICA APROBÓ LA SALIDA DE EMMA NAVARRO

Preguntado por la postura del BEI ante la apertura de una investigación por parte de la Defensora del Pueblo Europeo sobre el fichaje de la española Emma Navarro por Iberdrola tres meses después de dejar el cargo como vicepresidenta del BEI, Mourinho Félix ha insistido en que el organismo “va a colaborar” y aportará toda la información que sea necesaria.

Además, el vicepresidente ha asegurado que Navarro y el BEI siguieron todos los trámites y procedimientos. Según Mourinho Félix, la exdirectiva del organismo mandó su solicitud al Comité de Ética, y este la aprobó con “condiciones que son muy claras” y que “están siendo totalmente cumplidas”.