El auge de los mini tattoos, por Steel of Doom

Por Remitido

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Discretos, delicados y situados estratégicamente en áreas específicas del cuerpo, los mini tattoos se han convertido en un boom entre los aficionados por el arte corporal. En España y en muchos países del mundo, la demanda por este tipo de tatuaje es cada vez mayor, lo que indica que, lejos de desaparecer, esta moda seguirá creciendo.

Las personas que quieren plasmar sobre su piel un dibujo diminuto y sutil, pero con un significado muy especial, tienen en Steel of Doom una gran opción. El estudio es especialista en realizar tatuajes pequeños y tienen ofertas especiales para sus clientes. Un mini tatuaje por 40 € y dos por 70 €.

Los mini tattoos, una tendencia que llegó para quedarse

Según los expertos del mundo del tatuaje, el furor hacia esta tendencia comenzó en el año 2020, después de que algunas personas famosas dejaron ver a través de fotos y videos estos pequeños diseños minimalistas en su cuerpo. A día de hoy, esta tendencia continúa convirtiéndose en la preferida entre quienes quieren grabarse un símbolo en el cuerpo, pero sin que destaque mucho.

Al igual que los tatuajes grandes, los mini tattoos son una forma de expresión que busca perpetuar un sentimiento, un recuerdo o una creencia. La diferencia es que los tatuajes minis, se realizan con una agua muy fina que evita que el dibujo se deforme o se expanda con el paso del tiempo. Además, como su nombre lo indica, estos dibujos tienen un tamaño pequeño que no excede los 2 centímetros de alto.

Estos suelen grabarse en áreas específicas del cuerpo, como en las muñecas, los tobillos, al lado del pecho, detrás de las orejas, o en cualquier otra área visible u oculta de la piel, donde se quiera tener un detalle especial. Los dibujos no tienen límites, los más típicos suelen ser los nombres, corazones, lunas u otro tipo de símbolo personal o que simplemente esté de moda.

Trabajo profesional y rápido

Steel of Doom se ha posicionado como un estudio de tatuaje referente en Barcelona porque cuenta con unos de los mejores tatuadores de la ciudad, quienes brindan un trabajo profesional y rápido. Hacen mini tattoos en 5 y 10 minutos, por lo que la persona no siente casi dolor a diferencia de un tatuaje grande. Además, sus instalaciones cumplen con todas las medidas de higiene necesarias para garantizar un trabajo seguro y libre de contaminaciones.

Como parte de su estrategia para motivar a más personas a sumarse a la tendencia de los tatuajes minis, la empresa ofrece a sus clientes tarjetas de regalo ideales para regalar a una persona que quiere hacerse un mini tattoo de la mano de un equipo de profesionales.