El aceite de oliva no entró en Estados Unidos en 2020 por los aranceles

Por Redacción

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Los envíos de aceite de oliva español envasado a Estados Unidos se desplomaron un 80,9% en 2020 respecto a los volúmenes registrados en 2019 debido al impacto de los aranceles impuestos por la Administración norteamericana, según los datos de importaciones que ha publicado el departamento de Comercio americano, analizados por Cooperativas Agro-alimentarias de España.

En concreto, la organización agraria señala que este descenso es todavía “más preocupante”, ya que la entrada en vigor de estos aranceles se produjo en octubre de 2019, por lo que durante el último trimestre
de ese año ya se vieron “drásticamente reducidas” las exportaciones de producto nacional.

El presidente del sector del aceite de oliva de Cooperativas Agro-alimentarias de España, Rafael Sánchez de Puerta, ha señalado que “el aceite de oliva origen España que llega mensualmente envasado a EEUU no alcanza ni siquiera las 700 toneladas, cuando antes de la imposición de aranceles estos volúmenes eran unas 10 veces superiores”.

“De hecho, nos tendríamos que remontar hasta principios de la década de los 90 para encontrarnos con unas cifras semejantes”, ha lamentado.

Según la Administración americana, los aceites de otros orígenes, como Túnez o Portugal, han registrado un importante crecimiento en poco tiempo. Las importaciones de producto envasado originario de ambos países se han visto incrementadas en un 700% y 850%, respectivamente.

“A medida que pasan los meses nuestro protagonismo en Estados Unidos se diluye. Los injustos aranceles a los que hacemos frente nos han sacado del mercado más importante fuera de la UE, tras haber realizado inversiones millonarias durante las últimas dos décadas”, ha señalado.

De esta forma, Cooperativas Agro-alimentarias de España ha vuelto a hacer un llamamiento a las administraciones, tanto nacionales como comunitarias, para que intensifiquen sus negociaciones al más alto nivel con la Administración de Joe Biden para “poner fin a esta situación de una vez por todas”.