El 18% de las empresas sufrió impagos significativos en 2020, según Crédito y Caución

Por Redacción

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El 18% de las empresas españolas sufrió impagos significativos durante 2020 a pesar de las inyecciones de liquidez y los estímulos fiscales que ha recibido el tejido empresarial para paliar los efectos económicos de la pandemia, según el estudio de la Gestión del Riesgo de Crédito en España, que elabora Crédito y Caución e Iberinform.

El informe señala que las medidas adoptadas en los primeros meses de estado de alarma obligaron al 86% de las empresas a reducir actividad productiva y comercial, por lo que 43% de la compañías tuvo que renunciar a más de la mitad de su operativa habitual.

En este sentido, el 49% de las empresas vio deteriorada la solvencia de sus clientes a causa de los efectos económicos de la pandemia.

Además, el 56% del tejido productivo registró una disminución de sus ventas con datos de este mes de marzo. Sin embargo, según las estimaciones del estudio, el impacto final de la pandemia sobre la facturación en 2020 se moderó respecto a las previsiones iniciales de las empresas.

Las razones son que hace un año, cuando establecieron estrictas medidas de distanciamiento social y cierres temporales de la actividad empresarial, el 72% esperaba caídas de su facturación, pero las previsiones ya se suavizaron hasta el 61% en otoño, en plena reactivación de la actividad a partir del tercer trimestre de 2020.

Por otro lado, el 27% de las empresas ha experimentado un crecimiento en sus ventas a marzo de 2021, mientras que un 17% se mantiene igual.

CAMBIO DE TENDENCIA EN 2021

Respecto a las previsiones de todo el 2021, el estudio revela que el tejido productivo muestra su confianza en un cambio de tendencia en 2021.

El 53% de las empresas espera que sus niveles de facturación vuelvan a remontar, frente a un 14% que espera que este ejercicio sea peor que el anterior en términos de ingresos. El 34% restante cree que mantendrá su facturación.