Egoland Seducción habla sobre la importancia de la comunicación emocional y sensual a la hora de seducir

Por Remitido

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Si en el arte de seducir existe una herramienta clave, esta es la comunicación. Concretamente, la comunicación emocional. Es fundamental que esta se establezca en cualquier tipo de relaciones; ya sea con personas que se acaban de conocer, como dentro del matrimonio.

Es una manera de dar a conocer las emociones y las sensaciones que se viven en cada momento. Sin embargo, hay quienes tienen dificultades para abrirse en un contexto tan íntimo como es la seducción.

El psicólogo y sexólogo clínico Luis Tejedor, CEO de Egoland Seducción, es especialista en orientar a sus clientes a autodescubrir sus atractivos y los de otros. Ayuda a derribar traumas, bloqueos o distorsiones que pudieran afectar la comodidad y la seguridad de las personas a la hora de seducir.

Superar las barreras para seducir

En el arte de la seducción es necesario redefinir internamente el concepto de seducir. Esta acción debe tomarse como una oportunidad para intercambiar mensajes honestos con un propósito positivo para los implicados. Dicho en otras palabras, un proceso de comunicación bilateral sincero. El miedo o la timidez a la hora de expresar los sentimientos o sensaciones, es una de las barreras más comunes que hay que superar. Por ello, es necesario domesticar estos sentimientos y abrirse a los demás. Entablar una conversación con personas desconocidas es indispensable para conocer cuáles son sus gustos, preferencias y/o necesidades.

Asimismo, uno de los aspectos que hay que revisar antes de seducir es la autoestima. Autoanalizar la relación que existe con uno mismo y cómo se percibe dentro y fuera de las relaciones es fundamental, pues de estas respuestas se obtiene un diagnóstico de cómo se encuentran los cimientos de la personalidad.

Herramientas para dominar el arte de la seducción

Hay muchas variables que intervienen en la seducción y que nunca podrán controlarse totalmente. Durante el proceso pueden presentarse infinidad de situaciones. Hay quienes son más decididos y, con poca información, se atreven a dar pasos para acercarse a la persona que les gusta. Otros han sufrido constantes juicios de exparejas o familiares que atentan contra la autoestima y que, por ende, sienten más prejuicios a la hora de seducir.

Egoland Seducción cuenta con un equipo de psicólogos expertos que pueden guiar a quienes deseen comenzar a entender el arte de la seducción, partiendo del autoconocimiento y del amor propio. Su CEO, Luis Tejedor, ofrece varios cursos que enseñan a potenciar el carisma, a mejorar la capacidad de conmover y a gestionar herramientas para convencer. Con muchos años de experiencia, este equipo ha logrado convertirse en líderes en la formación de habilidades sociales para dominar el arte de la seducción.