Educar con Abrazos de Amor, reflexiones sobre cómo los primeros años determinan el futuro del ser humano

Por Remitido

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Como el momento en que se adquieren mayores habilidades cognitivas y sensoriales, los primeros años en la vida de un ser humano representan uno de los más significativos para su desarrollo.

Es por esta razón que la educación infantil desde temprana edad representa un aspecto fundamental.   

En muchas ocasiones, el desconocimiento sobre este tema, puede llevar a los padres a desestimar la importancia de la estimulación para bebés de 0 a 36 meses. Ante esto, entidades como Educar con Abrazos de Amor, centran sus esfuerzos en profundizar sobre este aspecto. Con especialistas de alto nivel, esta asociación ofrece orientación a los padres y centros educativos, acerca de la manera más óptima de contribuir en el desarrollo cognitivo de los más pequeños: a través del juego.

La importancia de estimular el aprendizaje durante los primeros años de vida

Desde su llegada al mundo hasta al menos los 3 años de vida, el cerebro de los bebés se encuentra en continuo desarrollo. Es por ello que este periodo es de uno de los más cruciales para incorporar habilidades y estímulos que le permitan avanzar en los años siguientes.

Al respecto, las especialistas Elizabeth Fodor y Montserrat Morán destacan la importancia de aprovechar este tiempo en la vida de los pequeños para estimular su aprendizaje. Por esta razón, han enfocado su esfuerzo en ofrecer herramientas prácticas y teóricas divertidas que ayuden a los padres en este proceso. En este contexto, las especialistas disponen de múltiples cursos online de estimulación para bebés de 0 a 36, disponibles tanto en España como en Sudamérica. Su contenido proporciona distintas actividades recreacionales para colaborar en el desarrollo cognitivo de los bebés.

El objetivo de los programas ofrecidos por las especialistas es acompañar el conocimiento de los padres e influir directamente en el bienestar presente y futuro de los más pequeños.

Los adultos son el resultado final de la infancia

Elizabeth Fodor y Montserrat Morán colaboran con el Laboratorio de Investigación de la Universidad Autónoma de Madrid. Con 41 años de experiencia, este par de mujeres han destacado con la publicación de 6 libros y 78 fichas bajo el nombre de “Educar con Abrazos de Amor” desde el nacimiento hasta los 18 meses, donde de forma clara y concisa hacen ciencia aplicada. Dan las claves para desarrollar la mente en un cuerpo saludable.

Las especialistas sostienen que los padres son los protagonistas de las emociones y conocimientos desarrollados por sus bebés, incluso desde el momento en qué son concebidos. Por tanto, la comunicación, así como la estimulación por medio de juegos, deben ser ejercicios constantes en el núcleo familiar.

Bajo esta perspectiva, la labor de estas profesionales se ha centrado en confirmar la importancia de la primera infancia en el desarrollo humano. Estas no solo deben ser aplicadas en casa, sino también en los centros educativos, donde los niños pasan mayor cantidad de tiempo a medida que crecen, permitiendo así un abordaje integral y efectivo.