El futuro de Italia en manos de Draghi

Por Redacción

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El primer ministro designado de Italia, Mario Draghi, asumirá este sábado oficialmente su cargo tras presentar este viernes al presidente, Sergio Mattarella, la composición de su ejecutivo.

En concreto, según ha trasladado el Palacio del Quirinal en un comunicado, la ceremonia de toma de posesión tendrá lugar a las 12.00 horas. El Quirinal ha agregado que Mattarella ya ha firmado los respectivos decretos para autorizar la formación del nuevo gobierno, que consta de 23 ministros, 15 hombres y ocho mujeres.

Seis de los ministros actuales conservarán sus carteras, entre los que destacan el ministro de Salud, Roberto Speranza, el ministro de Exteriores, Luigi Di Maio, o la ministra de Interior, Luciana Lamorgese. En cuanto a los técnicos, cabe mencionar a la jueza del Tribunal Constitucional Marta Cartabia, que asumirá la cartera de Justicia, o al director general del Banco de Italia, Daniele Franco, que irá a Economía.

El ejecutivo del expresidente del Banco Central Europeo (BCE) también cuenta con algunas novedades. La prensa italiana destaca los nombres del físico Roberto Cingolani, que asumirá el Ministerio de Transición Ecológica; el del empresario y ex director ejecutivo de Vodafone Group, que irá a Transición Digital; o el Ministerio de Turismo, que asumirá Massimo Garavaglia, del partido Liga Norte.

El futuro primer ministro italiano ha incluido en su gobierno ministros de los otros partidos que le apoyan, además de la Liga: el Movimiento 5 Estrellas (M5S), el Partido Demócrata (PD), Libres e Iguales, Italia Viva y Forza Italia.

Draghi se reunirá a continuación con la presidenta del Senado, Elisabetta Casellati, y con el presidente de la Cámara de Diputados, Roberto Fico. Finalmente, se reunirá con el primer ministro saliente, Giuseppe Conte. El nuevo gobierno se someterá a sendas cuestiones de confianza en el Senado y la Cámara el martes y miércoles, respectivamente.

El Gobierno de coalición de Giuseppe Conte colapsó por la división en el seno de la coalición gobernante –formada por Italia Viva, el M5S y el PD– después de que las discrepancias en torno al destino de los fondos de recuperación europeos colmasen la paciencia del líder de Italia Viva, Matteo Renzi, que decidió el 13 de enero romper la alianza y sacar a sus dos ministras. El Gobierno de Conte quedaba así en minoría.

La primera opción de Mattarella fue la conformación de un nuevo gobierno con los partidos que apoyaban a Conte, pero los intentos fracasaron. Mattarella encargó después a Draghi formar un gobierno tecnócrata, como ya ocurrió en 2011 con Mario Monti.