Diamond Foundry invertirá 668 millones de euros en una fábrica de diamantes sintéticos en Trujillo

Por Redacción

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

La compañía Diamond Foundry proyecta la construcción de una fábrica de 30.000 metros cuadrados en Trujillo (Cáceres) para producir diamantes artificiales mediante un proceso de alta demanda energética, con reactores de plasma, que estarán alimentados en su totalidad por una planta de energía solar fotovoltaica.

El proyecto prevé la creación de 300 puestos de trabajo directos, de alta cualificación, y una inversión de 800 millones de dólares (668 millones de euros), para la cual es “crítica” la participación de los gobiernos autonómicos y central. Según han explicado los responsables del proyecto, esta cantidad se sumará mediante capital propio de la empresa, deuda procedentes de créditos públicos y subvenciones.

Por este motivo, este viernes se ha firmado en Mérida un convenio en el que participan la propia empresa tecnológica, la energética POWEN, encargada de levantar la planta de autoconsumo solar, que contará con una potencia total de 120 MW hibridada con un sistema de baterías de hasta 60 MW de potencia, y las administraciones regional y nacional.

En concreto, han firmado el convenio el presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, el secretario general de Industria y de la Pequeña y Mediana Empresa del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, Raúl Blanco, el presidente de POWEN Energías Renovables, Rafael Benjumea, y el CEO de Diamond Foundry, Martin Roscheisen.

El también fundador de la empresa, que ya cuenta con una fábrica de diamantes para joyería en Estados Unidos, ha explicado que utilizan una tecnología “absolutamente novedosa” a base de reactores de plasma, y que tiene la gran ventaja de que no produce “ningún tipo de emisiones”, pues todo su consumo eléctrico proviene de energías renovables.

SEMICONDUCTORES DE DIAMANTE

Como novedad, la planta que se construirá en Trujillo, para la cual aún no se ha concretado la ubicación exacta, tendrá también entre sus objetivos la aplicación del diamante en la fabricación de semiconductores, una tecnología cada vez más demandada a nivel mundial con aplicaciones en las redes de comunicación 5G o en la industria del vehículo eléctrico.

En esta fábrica se producirán diamantes artificiales con una tecnología que solo posee esta empresa, mediante la cual viene a replicar el producto natural. Así, y tras barajar otras opciones como China o los emiratos árabes, finalmente se han decantado por Extremadura, por tratarse del “mejor lugar para hacerlo” por sus condiciones.

Por su parte, el presidente de POWEN Energías Renovables Rafael Benjumea, ha señalado que este proyecto define la “reindustrialización” de España, y supone una “oportunidad” para atraer “industria puntera de alto consumo eléctrico”, porque los inversores encuentran en el país “costes de energía verde competitiva”, por lo que se ha mostrado “seguro” de que llamará a otros proyectos.

Según ha detallado, los plazos que se manejan para la puesta en marcha de la fábrica pasan por alrededor de un año o año y medio para la obtención de los permisos, a los que se sumarán posteriormente otros dos años en la fase de construcción. En seis meses, ya se obtendría la primera producción.

Benjumea, como empresa especializada en autoconsumo, se ha mostrado “orgulloso” de colaborar con un proyecto de estas dimensiones, y se ha reafirmado en que demuestra que España puede convertirse “en el HUB internacional fotovoltaico”.

EL MEJOR LUGAR DEL MUNDO PARA INVERTIR

El presidente extremeño se ha comprometido por su parte a cumplir los compromisos adquiridos, que van desde la agilización en la tramitación administrativa, para la cual se ha fijado como tope el final de este año, al apoyo financiero del proyecto mediante subvenciones.

“Vamos a trabajar en los próximos meses para cumplir los compromisos adquiridos con estos empresarios que vienen a invertir su capital y recursos en proyectos de vida y familia para extremeños y extremeñas”, ha dicho Vara.

Fernández Vara ha abundado en que la empresa ha elegido Extremadura para levantar su fábrica porque es “el mejor lugar del mundo para hacerlo”. “Tenemos tierra, sol, agua, estabilidad política, seguridad jurídica, ciudadana y gente para trabajar”, ha dicho, al tiempo que ha añadido que la comunidad está “a la vanguardia” de las leyes urbanísticas y de simplificación ambiental”.

Todo ello, gracias a un trabajo previo para favorecer la llegada de inversiones a la región, que sitúan a Extremadura “con unas cartas mejores que las que nos tocaron hace 50 años”, que presenta “un campo de oportunidades que no vamos a desaprovechar”. Así, ha señalado que seguirá trabajando para que Extremadura sea “el lugar del mundo donde más fácil es montar una empresa”.

NUEVO PANORAMA INDUSTRIAL EXTREMEÑO

A su vez, el secretario general de Industria y de la Pequeña y Mediana Empresa del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, Raúl Blanco, ha remarcado que “no es casualidad” que este proyecto vaya a Extremadura, ya que “necesita mucha energía” para ser desarrollado por su “alta intensidad energética”, y además pretende ser una referencia en sostenibilidad y en el ámbito de las emisiones cero, para lo cual necesita energías renovables.

Tampoco es casualidad, ha añadido, por la labor que se viene realizando para la atracción de proyectos industriales y tecnológicos, algunos de ellos ya conocidos en el ámbito de las baterías, que son “fruto del trabajo y de los activos” de la comunidad.

Con este llega a Extremadura un proyecto “de primer nivel” y “pionero a nivel mundial en términos de tecnología” que muestra “la capacidad industrial de futuro de Extremadura”.

Asimismo, ha señalado que esta fábrica colocará a España “a la cabeza” de la industria del diamante sostenible, en un momento además en el que Europa está “padeciendo la falta de semiconductores”, por lo que esta iniciativa resultará “clave para España y para la Unión Europea”.

Por este motivo, ha resaltado el “compromiso” del Gobierno con este proyecto, que ha avanzado que “es una noticia más de las que irán viniendo próximamente en esta etapa industrial en Extremadura”.