Corporate

PREMIOS CORPORATE 2023

Dependencia emocional; no es lo que hay, es lo que uno está eligiendo

POR REDACCIÓN

Sentir tristeza o dolor en el momento de dejar un vínculo con un ser querido es algo normal, especialmente, si se ha formado una conexión fuerte durante muchos años.

Sin embargo, la dependencia emocional es un patrón psicológico que genera en la persona que lo padece un gran miedo al abandono, al rechazo o a la soledad. La persona llega a sentir pánico frente a la idea de una posible ruptura por el miedo a pensar que solo/a no va a poder vivir su vida, aunque esta relación le haga daño y le esté afectando a su salud.

¿Cómo saber si se sufre de dependencia emocional?

La persona dependiente emocionalmente tiene mucho miedo a la separación, porque la relación que mantiene con la otra persona es una gran prioridad en su vida. Por esa razón, pueden llegar a tener una adicción hacia su pareja en la que su felicidad, autoestima y bienestar giran en torno a como están dentro de la relación sentimental.

A veces no están con esa persona porque realmente les guste de forma consciente o les trate bien, sino porque sienten que la necesitan y se ven incapaces de enfrentarse a la idea de vivir sin él o ella. Aquí es donde toca darse cuenta de que no es algo racional, es una pura necesidad irracional.

El sentimiento de inferioridad, baja autoestima y el miedo a la soledad son tres de los síntomas más comunes en la dependencia emocional, ya que la persona afectada considera que es inferior, necesita constantemente la valoración externa y tiene comportamientos sumisos para que la pareja no se aleje. En muchos casos, la otra persona suele usar eso como arma para manipular a su pareja o ser querido, haciéndola sentir aún más inferior y dependiente.

Al mismo tiempo, poner las cosas personales en segundo lugar y priorizar las necesidades de otra persona forma parte de este problema psicológico. Esta priorización ocurre porque el afectado siente miedo de perder a ese ser amado, de quien depende emocionalmente por cometer algún error, distanciarse, darle espacio, etc.

Las personas que han sufrido de dependencia emocional también dan mucha importancia a estar en una relación de pareja, ya que de otra manera consideran que no serán felices.

¿Cuáles son las consecuencias de no tratar la dependencia emocional?

Una de las consecuencias más directas de la dependencia emocional es el riesgo de perder la felicidad y bienestar por la incapacidad de alejarse de una persona por completo.

Existen casos severos en los que una persona puede recibir maltratos (físicos o psicológicos) de su pareja, familiar o amigo durante años sin romper el vínculo. Estos maltratos son los principales causantes de dicha pérdida de paz y felicidad, así como los generadores o potenciadores de trastornos mentales.

La dependencia emocional también expone al afectado a la manipulación de quien depende, así como de otras personas (especialmente de narcisistas).

Por estas razones, es fundamental que quienes sienten que sufren de dependencia emocional la traten aprendiendo del pasado para recuperar su autoestima, revisando las falsas creencias, ganen seguridad en sí mismos, aprendan a poner límites y vuelvan a creer en su valía.

Se quiere remarcar que la dependencia emocional se supera siempre que realmente se quiera superarla, porque nadie obliga a estar con esa persona que no te hace feliz.

Asimismo, es importante buscar ayuda de profesionales expertos en el área cuando resulta muy difícil realizar el tratamiento por sí solos.

Desde Anna Gil psicología se ofrece servicios profesionales de terapia de pareja, dependencia emocional, crecimiento personal, entre otros. Estos servicios resultan eficaces para superar dicha dependencia y construir relaciones más sanas, duraderas, honestas y completas. Se quiere destacar que el tratamiento que se ofrece es personalizado, adaptado a las necesidades individuales de cada cliente, para que tenga las herramientas necesarias y pueda hacer frente al problema, promoviendo el autocuidado y la mejora del bienestar emocional.

Si realmente se quiere dejar de vivir sumiso en la ansiedad y/o tristeza, romper con los círculos viciosos de abandonar y volver a la misma relación tóxica y se siente que uno sola/o no puede, se puede dejar un mensaje pidiendo información en la web y dejar de vivir condenado/a a una relación que no funciona o de repetir siempre las mismas historias.

Sentirse libre y empoderado/a de nuevo es la mayor recompensa tras haber sufrido dependencia emocional.

Escrito por: Anna Gil

Lo más leído