¿Cuándo plantearse una reducción mamaria?

Por Remitido

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

La reducción mamaria es un procedimiento quirúrgico que se recomienda en mujeres que tienen hipertrofia mamaria o gigantomastia. Esta condición se presenta cuando el volumen del pecho es muy grande comparado con el contorno corporal, por lo cual provoca dolor de espalda y cuello, entre otras dolencias.

Para resolverlo es necesario hacer una cirugía estética. Con este fin, entre los lugares a los que se puede acudir en Madrid está Sculpture Clinic, una clínica dedicada a la realización de diferentes cirugías plásticas y estéticas con responsabilidad y resultados armoniosos. 

¿En qué consiste la reducción mamaria?

La reducción mamaria o reducción de pecho es un procedimiento en el que se reduce el tamaño de los senos. Los resultados son duraderos y se logran a través de una liposucción. Dicha cirugía solo se puede realizar cuando la piel del paciente tiene buena elasticidad y el seno tiene una buena forma.

En muchos casos, también es necesario llevar a cabo una elevación de mama, donde se retira el tejido mamario y graso, a medida que se eleva el complejo areolar. El proceso puede tardar alrededor de 3 horas, pero esto dependerá del tamaño de los senos, la cantidad de tejido mamario y graso que se deba retirar y la edad del paciente.

La intervención consiste en hacer incisiones alrededor de la areola y el surco submamario. Para proceder, los cirujanos deben aplicar anestesia general. Además, las cicatrices disminuyen con el tiempo, pero al comienzo son visibles. Al finalizar, la persona notará una mejoría en su postura, se eliminarán los dolores de espalda, cuello, la irritación y sudoración excesiva.

Cuándo realizar una reducción mamaria

La cirugía de reducción mamaria se lleva a cabo cuando se presenta una hipertrofia mamaria. Esta condición produce dolores en la espalda y el cuello, dificultad para respirar o encontrar tallas adecuadas a la hora de comprar ropa y un exceso de estrías en los senos.

Asimismo, el ejercitarse puede ser una actividad dolorosa debido al movimiento que se produce. La irritación entre los senos y el abdomen puede ser otro síntoma. Todo esto afecta el bienestar tanto físico como emocional, por lo cual la intervención quirúrgica es una opción ideal para mejorar la calidad de vida.

Para determinar definitivamente si es o no necesaria esta operación, se debe acudir a una clínica profesional como Sculpture Clinic, líder en cirugía de remodelación corporal. En este lugar se aplican técnicas innovadoras y seguras.

El centro dirigido por el doctor Miguel Fernández Calderón está ubicado en Madrid. Allí, la mayoría de los pacientes que se someten a este procedimiento experimentan un cambio beneficioso en sus vidas.