Cornerstone factura 114 millones en el último trimestre

Por Redacción

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Cornerstone (CTIL), la filial de torres de telecomunicaciones conjunta entre Telefónica y Vodafone en Reino Unido, registró una facturación de 114 millones de euros durante el último trimestre de 2021, alrededor de un 9,5% más que en el mismo periodo del año anterior.

La facturación de la compañía se eleva a los 339 millones de euros durante los primeros nueve meses del año, un 9% más si se comparan los resultados del mismo periodo del año anterior al tipo de cambio actual de la libra esterlina.

En la actualidad, la histórica participación de Telefónica en la compañía pertenece a Virgin Media O2, su ‘joint venture’ con Liberty Global, mientras que Vodafone segregó sus torres, incluida la participación de CTIL, en Vantage Towers, cotizada en la Bolsa de Frankfurt.

El aumento de ingresos de la filial se explica con la integración de 263 nuevos emplazamientos en su cartera, que cuenta con los dos operadores como principales clientes.

La compañía, que ha virado para convertirse en un operador independiente, cuenta con compromisos para construir otras 1.200 torres de telecomunicaciones para 2025, que se sumarían a las 14.200 que tiene en cartera.

MONETIZAR EL ACTIVO

Las torres de CTIL es uno de los activos considerados no estratégicos por Telefónica, lo que abre la puerta a un traspaso de su participación a otro inversor interesado. Telefónica ya vendió sus torres de telecomunicaciones en Latinoamérica, Alemania y España a American Tower por 7.700 millones de euros.

Por su parte, Vantage Towers tiene sobre la mesa distintas oportunidades de consolidación en el mercado europeo como podría ser una fusión con el negocio de torres de Deutsche Telekom, una de las opciones avaladas con más fuerza por los mercados.

De hecho, los futuros planes de las partes se han colado en la investigación de la Autoridad de los Mercados y la Competencia británica (CMA) sobre la compra de las torres de CK Hutchison con Cellnex.

En esta investigación, la CMA ha asegurado que en 2031 Cellnex y CTIL tendrían entre ambas alrededor de un 80% del mercado de las torres de telecomunicaciones de Reino Unido, lo que sería un duopolio de facto, como argumento para investigar en profundidad la operación de la empresa catalana.

CTIL ha negado esta asunción en varios escritos, lo que Cellnex ha atribuido en otro texto a que la compañía intenta allanar el camino a una futura venta de uno de sus propietarios, que podría encontrarse con los mismos problemas.