Convertirse en un experto en arte clásico con Estudio Ilógico, una academia de pintura y dibujo

Por Remitido

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

La pintura clásica es una de las preferidas para aprender entre los estudiantes de artes. El desarrollo de estas técnicas datan del siglo XVII y se caracterizan por interpretar y representar la figura humana. Durante siglos, la pintura fue el único medio de expresión gráfica del que disponía la humanidad.

Para los interesados en instruirse en esta corriente artística existe Estudio Ilógico. En esta academia de pintura y dibujo se demuestra que no se debe nacer con un don especial para poder dibujar, solo se requiere de la práctica del estudiante y la guía de la academia. Debido a ello, se ofrecen las bases y técnicas necesarias para comenzar a expresarse con el estilo clásico.

Pintura clásica y clases de dibujo en Madrid

Estudio Ilógico cuenta con una sala de dibujo y pintura al estilo clásico, tanto para principiantes que quieren empezar a desarrollar sus habilidades artísticas, como para experimentados que desean pulir sus destrezas y seguir mejorando con la ayuda de profesores certificados.

La academia enseña cualquier técnica de pintura incluyendo el dibujo al óleo, acuarela, o acrílico, entre muchas más, enfocándose en el arte clásico y la figura humana. Para ello, hace uso de modelos profesionales durante el año de enseñanza. De esta forma, es posible aprender a analizar los fundamentos de la pintura como lo son las formas, el color, la luz, la perspectiva, la profundidad, la composición, la anatomía o la retentiva, desde la visualización de lo real.

El curso puede comenzarse en cualquier momento del año y no tiene duración concreta. Se trata de un aprendizaje en el cual el profesor estará constantemente evaluando al alumno para enseñarle y corregir lo que necesite.

¿Cuáles son los beneficios de aprender a dibujar en una academia de arte?

Uno de los beneficios más claros de aprender junto a una academia es que el estudiante tendrá la ayuda de profesores profesionales. Esto puede ahorrar meses, o incluso años, de aprendizaje por medio de la enseñanza de técnicas, tips y ejercicios, acordes a la experiencia de los expertos.

Otro beneficio es que el estudiante estará rodeado de personas que, posiblemente, tengan las mismas aspiraciones, con las que podrá crear amistades e, incluso, tener un círculo social que lo pueda ayudar a desarrollar futuros trabajos artísticos.

Por último, las personas que desean aprender a pintar o a dibujar suelen encontrar mayor motivación para seguir cuando están en centros educativos, ya sea por compromiso o por el ambiente profesional y dinámico que suelen tener estos lugares.

Aprender dibujo clásico está a manos de cualquier persona si se cuenta con las herramientas y guías apropiadas.