Continental reduce sus pérdidas un 21,5% en 2020, hasta 962 millones

Por Redacción

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El fabricante alemán de neumáticos y componentes para vehículos Continental contabilizó unas pérdidas netas atribuidas de 961,9 millones de euros en 2020, lo que supone un descenso del 21,5% en comparación con los 1.225 millones de euros que perdió en el ejercicio precedente.

Tal como ha subrayado la compañía, en medio de un entorno de mercado “históricamente débil” debido a la pandemia del coronavirus, demostró resistencia operativa y financiera en 2020, logrando sus objetivos anuales.

Según datos provisionales facilitados por la empresa, Continental facturó 37.722 millones de euros el año pasado, un 15,2% menos si se compara con los 44.478 millones que ingresó en 2019.

De esta manera, la firma alemana registró unas pérdidas operativas de 718,1 millones de euros, casi el triple que los 268,3 millones de euros que perdió en el ejercicio anterior.

Entre otras cifras, el número de trabajadores de Continental a 31 de diciembre se situaba en las 236.386 personas, un 2,1% menos, perdiendo más de 5.000 empleos en 2020.

“En términos operativos, obtuvimos un buen rendimiento en 2020 dadas las circunstancias, logrando un flujo de caja libre sólido y positivo. La conclusión es, sin embargo, que sufrimos grandes contratiempos tanto en ventas como en beneficio. No obstante, terminamos el año pasado más fuertes en general de lo que temíamos en la primavera”, ha subrayado el consejero delegado de Continental, Nikolai Setzer.

A la vista de los resultados del año pasado, el directivo ha decidido proponer la suspensión del reparto de dividendo para el año fiscal 2020 a la junta general de accionistas del fabricante de componentes.

PREVISIONES

De cara 2021, Continental ha reconocido que el ejercicio actual seguirá siendo un “desafío”, aunque prevé que el mercado se recupere de forma “significativa” en comparación con 2020.

Así, la empresa espera que la fabricación de turismos aumente entre un 9% y un 12% en todo el mundo en comparación con el año pasado, aunque no prevé que hasta 2025 se alcance el nivel récord de producción logrado en 2017.

Sobre esa base, Continental espera ingresar entre 40.500 y 42.500 millones de euros, lo que supone un crecimiento de hasta el 12,6%, mientras que el margen operativo será de entre el 5% y el 6%, muy por encima del de este año, que se quedó en el -1,9%.