ConsultIn, ¿cómo reclamar los gastos hipotecarios?

Por Remitido

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Antes del 2015, los bancos cargaban a los clientes aquellos gastos relacionados con la constitución y la inscripción de una hipoteca. No obstante, una sentencia del Tribunal Supremo de España en diciembre de ese año aclaró que la entidad financiera es la principal beneficiada del acuerdo, por lo que debería encargarse de estos pagos.

Así, muchos ciudadanos requirieron un reembolso. La forma más eficaz de reclamar los gastos hipotecarios y recibir una devolución es contratando a un abogado experto en derecho bancario. El bufete de ConsultIn reúne a profesionales de dicha área, los cuales están dispuestos a ayudar, sin ningún adelanto, para tramitar la reclamación gastos hipoteca.

El proceso de reclamación de gastos de hipoteca

ConsultIn se encarga de hacer el contacto con los clientes después de que estos suministran sus datos en la página web del despacho. Los abogados estudian el caso de cada persona y comprueban cuáles son los gastos de hipoteca que se pueden reclamar: honorarios de notario, de registro de propiedad, pago y presentación de impuesto AJD o gestoría de trámites.

El siguiente paso es reunir los documentos necesarios, como el DNI, la escritura del préstamo hipotecario y las facturas de notaría, registro y gestoría. El equipo del bufete se mantiene al tanto de nuevas noticias e informa a los clientes, de forma pertinente e inmediata, durante todo el proceso, especialmente en los 2 meses de espera de la respuesta por parte del banco. En caso de que se gane la demanda, el dinero íntegro es devuelto a la cuenta del indemnizado.

Los costes de la reclamación de gastos hipotecarios

Al igual que los servicios de reclamación de cláusula suelo y de hipoteca multidivisa, el apoyo de los abogados de ConsultIn en los gastos hipotecarios es completamente gratuito en la fase de evaluación del caso. También cabe mencionar que el cliente no tiene por qué invertir un gran capital inicial y, además, los bancos suelen ser los que pagan las costas del juicio.

Los clientes que ganan la indemnización pueden llegar a recuperar entre 3.000 y 5.000 euros aproximadamente. Esto se debe a la cláusula injusta de las hipotecas anteriores, donde se cobraba el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados y los gastos de tasación.

Las reclamaciones de gastos no tienen fecha de caducidad. Los interesados pueden contactar a los juristas de ConsultIn y así interponer demandas incluso por contratos con más de 5 años de antigüedad.