El primer ‘sandbox financiero’ español

Por Redacción

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Este martes, 23 de febrero, finaliza el plazo para la presentación y recepción de solicitudes por parte de los promotores que quieran participar en el primer ‘sandbox financiero’ español.

Las solicitudes de acceso al espacio controlado de pruebas se deben presentar en la sede electrónica de la Secretaría General del Tesoro y Financiación Internacional, acompañadas de una memoria justificativa.

A partir de mañana, una vez finalizado el periodo de admisión de solicitudes, el Tesoro las trasladará a las autoridades supervisoras competentes por razón de la materia del proyecto para su evaluación y emisión del informe motivado, que deberá incluir su calificación como favorable o desfavorable.

En este proyecto están involucrados los tres supervisores financieros: Banco de España, Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) y Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones (DGSFP).

Adicionalmente, participan autoridades como el Servicio Ejecutivo de la Comisión de Prevención del Blanqueo de Capitales e Infracciones Monetarias (SEPBLAC) o la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD).

El informe deberá remitirse en el mes siguiente a la fecha de finalización del plazo de admisión de solicitudes, previsto para finales de marzo, si bien este paso podrá prorrogarse un mes adicional –hasta abril– en caso de que el número de candidaturas o la complejidad de los procedimientos lo aconseje.

LISTA CON LOS PROYECTOS ADMITIDOS: FINALES DE ABRIL O MAYO

En los quince días posteriores a la recepción del listado de valoraciones de las solicitudes por parte de los supervisores, el Tesoro hará público el listado de proyectos que hayan recibido una evaluación previa favorable. Los proyectos con informe desfavorable no se conocerán y su desestimación se comunicará de forma expresa a los promotores.

Una vez que el proyecto reciba una evaluación favorable el promotor contará con un plazo de tres meses para suscribir con la autoridad competente un protocolo en el que se establezcan las normas y condiciones a las que se sujetará el proyecto piloto en el que se desarrollarán las pruebas.

En este protocolo se establecerán las cautelas necesarias para garantizar en cada prueba un sistema específico de protección de los participantes que sea proporcionado al nivel de riesgo del proyecto y otras condiciones como el tiempo que se permanecerá en el ‘sandbox’.

Los resultados obtenidos en los desarrollos de las pruebas se tendrán en consideración para realizar posibles modificaciones y simplificaciones de la legislación actual, como por ejemplo, eliminando obstáculos y duplicidades innecesarias, estableciendo procedimientos más ágiles o flexibilizando cargas administrativas.

SEGUNDA CONVOCATORIA EN VERANO

La intención es que las convocatorias se presenten en plazos de seis meses, durante los cuales algunos proyectos se mantendrán, otros abandonarán para pasar a la actividad normal y otros quedarán interrumpidos. Por ello, el próximo verano podría lanzarse la segunda convocatoria de este espacio de pruebas controlado y no desregulado.

Durante las últimas semanas, varias compañías han anunciado su participación en el ‘sandbox’. Algunas de ellas han sido Bankia, en colaboración con la fintech Finweg, que comunicó su candidatura con un proyecto de pagos digitales con tecnología blockchain.

También hizo lo propio Nationale-Nederlanden, a través de su laboratorio de innovación SparkLab, que solicitó su entrada con la colaboración de la start-up de seguros de viaje www.heymondo.es.

Asimismo, el presidente de Mapfre, Antonio Huertas, indicó recientemente que, a raíz de esta salida de Rastreator, el grupo quiere ahora entrar en nuevos espacios de innovación y confirmó que está participando en proyectos que van a entrar en el ‘sandbox financiero español’, si bien no quiso adelantar ninguno.