¿Cómo trabajar la ansiedad social?, por Psicoline

Por Remitido

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Es normal sentir nervios ante algunas situaciones sociales como, por ejemplo, tener una cita o dar una presentación. Sin embargo, cuando las interacciones diarias son causa de ansiedad, inseguridad y vergüenza por miedo al escrutinio o la opinión de los demás, se está ante un caso de ansiedad social. Este trastorno conduce a una abstención que puede alterar el desarrollo de una persona en su vida cotidiana, afectando sus relaciones, trabajo u otras actividades.

En algunos casos, surge la necesidad de acudir a terapia para aprender a afrontar este trastorno social. Psicoline cuenta con especialistas en el área de psicología que ayudan a identificar las características de la ansiedad social y ofrecen algunos tips para superarla.

¿Cuáles son las características de una persona con ansiedad social?

El trastorno de ansiedad social se ve reflejado en un enorme malestar ante situaciones sociales comunes. El miedo en sí no es a la situación, sino a las consecuencias que se derivan de ella, como ser juzgado, señalado o criticado.

Las personas que padecen de este tipo de ansiedad suelen evitar cualquier circunstancia que pueda generarles estos malestares. Esta estrategia les impide sufrir o sentir vulnerabilidad. Otra característica de las personas con ansiedad social es que anticipan y preparan frases o acciones que podrían llevar a cabo en momentos de tensión. De esta manera, sienten que pueden estar a salvo y mantener el control de la situación.

Las personas que presentan gran dificultad para desenvolverse en la sociedad, dejan de hacer cosas que podrían ser cotidianas por miedo o vergüenza, o sienten ansiedad ante situaciones de trabajo, deben buscar ayuda de un especialista.

Psicoline propone herramientas para superar la ansiedad social

De acuerdo con el equipo de Psicoline, hay ciertos aspectos que se pueden trabajar a nivel personal para minimizar los efectos de la ansiedad social. Pero, en caso de no ser suficiente, es necesario e importante acudir a terapia con profesionales.

El primer aspecto es cuestionar lo que se piensa. Rebatir los pensamientos propios no es fácil, pero en Psicoline recalcan que estos no tienen la verdad absoluta de una situación. Cuando se está en un pico de ansiedad es difícil gestionar lo que ocurre en el interior. De manera general, antes de la aparición del malestar hay pensamientos que conducen a generar el resto de estrategias. Estos expertos proponen cuestionar estos pensamientos, intentando darles una visión diferente.

Otro punto es revisar la evitación. Si bien impedir pasar por ciertos escenarios es efectivo para no sentir malestar, al no enfrentar las situaciones el temor a ellas aumenta. Por tanto, en lugar de evitar las situaciones, es importante crear herramientas previas que ayuden a enfrentarlas. Psicoline propone las técnicas de respiración diafragmática o la relajación progresiva de Jacobson para trabajar en los temblores, palpitaciones y mareos.

Los expertos de Psicoline ofrecen herramientas útiles para el tratamiento de la ansiedad social, partiendo del trabajo a nivel personal.