¿Cómo se llevan a cabo los cambios de titularidad de embarcaciones? Gestoría náutica con Marinos

Por Remitido

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Cuando una embarcación cambia de dueño, se requiere llevar a cabo una gestión administrativa llamada transferencia de la titularidad. Esta novedad puede surgir por una transacción de compraventa. Es un proceso que necesita el cumplimiento de ciertas formalidades para hacerlo oficial ante las autoridades competentes, como toda propiedad privada.

Para realizar el cambio se debe presentar la solicitud y hacer el pago del impuesto de transmisiones patrimoniales ante la comunidad autónoma correspondiente al comprador. El segundo paso, es presentar el expediente y hacer el pago de los aranceles obligatorios en la Capitanía Marítima donde esté registrada la embarcación.

Factores a tener en cuenta para solicitar el cambio de titularidad

Marinos es una academia náutica que ofrece formación online y presencial para la obtención de títulos para patrón de barcos de recreo y navegación básica. También tiene cursos para patrón y capitán de yate y licencia de navegación. Otra de sus áreas de trabajo es su gestoría náutica para diversos asuntos relacionados con embarcaciones.

Uno de los trámites más demandados tiene que ver precisamente con el cambio de titularidad de las embarcaciones. Según la experiencia de sus gestores, cuando se avanza en este proceso, el comprador debe tener en cuenta ciertos aspectos. También es necesario cumplir unos pasos antes de presentar el cambio de titularidad ante la Capitanía Marítima correspondiente.

Lo primero es averiguar y evaluar el estatus legal de la embarcación que va a comprar. Verificar posibles cargas y comprobar que no está sujeta a embargos. Antes de comenzar a elaborar el expediente, se deben verificar los datos del vendedor o del dueño actual de la propiedad. Después, se elabora el contrato de compraventa y se pagan los impuestos que genera la transacción.

Consejos importantes para aplicar durante el proceso

Además de lo mencionado anteriormente, el equipo de Marinos recomienda cumplir varios pasos para asegurar un proceso sin inconvenientes ante las autoridades. Uno es comprobar que el nombre del vendedor es el mismo que figura en el título de propiedad del barco. Para ello, es importante solicitar la expedición de una copia simple de hoja de asiento actualizada de la embarcación.

Otra medida aconsejable es verificar que el número de motor que aparece en la copia de la hoja de asiento sea el mismo que tiene el de la embarcación a comprar. Para acceder a la copia de la hoja de asiento es conveniente contar con asesoría marítima como la de Marinos. En su página web, se pueden descargar los modelos de contratos de compraventa de barcos y motos de agua.

La gestoría náutica de un personal especializado también es útil para orientar sobre el pago de los impuestos a la comunidad autónoma y la Capitanía Marítima. En algunas comunidades, además del impuesto, se debe pagar una sobre tasa equivalente a 45 euros. Para formalizar la transacción ante la Capitanía Marítima hay que consignar la documentación completa de los involucrados en la transacción y de la embarcación, asó como los justificativos del pago de los impuestos.