¿Cómo saber si se sufre depresión? Miriam Pascual

Por Remitido

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El año 2021 se constató que al menos el 6% de la población de Europa sufre depresión diagnosticada. Aunque pueda parecer un número algo bajo, representa un incremento respecto a años anteriores. Además de esto, hay muchas personas que aunque sufren este trastorno, no son conscientes de ello. Pero ¿Cómo es posible saber si alguien tiene depresión?

Miriam Pascual, terapeuta y experta en coaching emocional, revela algunos datos importantes y síntomas que se pueden identificar, para que una persona pueda saber si está o no sufriendo un problema de depresión, y de esta forma tomar las medidas necesarias a tiempo.

¿En qué consiste la depresión?

Lo primero que hay que tener muy claro para poder identificar un problema de depresión es entendiendo correctamente lo que significa. En términos clínicos, la depresión es un trastorno del estado de ánimo en el que predominan sentimientos como la frustración, la tristeza, ira, sentimientos de pérdida y desánimo, hasta tal punto que llegan a interferir en las actividades de la vida cotidiana y que pueden extenderse durante varias semanas o meses. En Europa, por ejemplo, un estudio realizado este año por expertos investigadores del Instituto Hospital del Mar de Investigaciones Médicas sobre la depresión en Europa y del King’s College de Londres, determinó que el 6,4% de los europeos sufre depresión, y que suele afectar en mayor medida a las mujeres en comparación con los hombres. De hecho, este resultado es mayor al que ya había estimado previamente la Organización Mundial de la Salud, quien lo calculaba en un 4,2%.

¿Cómo saber si se está sufriendo de depresión?

La depresión está representada por síntomas muy definidos, el más característico de los cuales es la tristeza, que se presenta de forma diferente a la que se experimenta de forma común. La tristeza en alguien deprimido es muy profunda y prolongada, y por lo general hace que la persona no tenga ganas de hacer nada. Precisamente, esta falta de motivación para realizar actividades, salir con amigos, hacerse cargo de su higiene personal o de trabajar es otro de los síntomas clásicos de la depresión.

Una persona deprimida también tiende a la irritabilidad y suele sentirse atacada y ofendida por casi cualquier cosa, generando una respuesta de ira muy fuerte o desproporcionada. Además, la depresión causa en quien la padece pensamientos negativos constantes acerca de sí mismo, de su futuro y del mundo en el que vive. En muchas personas causa variaciones en los hábitos alimenticios y de peso importantes, así como problemas de sueño, haciendo que la persona duerma muy poco o en exceso.

Si una persona sufre algunos o todos estos síntomas o conoce a alguien cercano que los padece, es sumamente importante acudir a profesionales que puedan ayudarle, tales como Miriam Pascual. Ella, a través de sus terapias de coaching emocional, les proporcionará a sus pacientes las herramientas y la orientación necesaria para salir de la depresión y mejorar su calidad de vida.