Citroën ë-Jumpy, el Van que inicia la electrificación de los vehículos comerciales de Citroën

Por Wenceslao Pérez Gómez

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Citroën es, desde hace décadas, un referente en el mercado de vehículos comerciales. Creadora de los primeros furgones de tamaño medio, los Citroën TUB y los Citroën Tipo H, que vieron la luz en los años 30 y 40. La marca tiene una gran experiencia atendiendo las expectativas y necesidades de empresas y profesionales, que se concreta en la filosofía “Inspiredby Pro” y que ahora llega al segmento de los furgones de tamaño medio de la mano del Citroën ë‑Jumpy – 100% ëlectric. Con el Citroën ë-Jumpy, heredero de una larga saga de furgones y ganador del prestigioso premio International Van of the Year 2021, la marca lleva su estrategia de electrificación a los vehículos comerciales, un mercado en el que Citroën tiene una gran experiencia y una fuerte implantación: fue líder en matriculaciones en 2020 con un 16,8% de cuota. Además, esta nueva versión se integra en la gama del Citroën Jumpy, un modelo del que se han vendido 800.000 unidades[1] desde el lanzamiento de su primera generación, en 1995 y que ha sido el vehículo más vendido de su segmento en España el pasado ejercicio. El confort, el silencio y la libertad que ofrece la movilidad eléctrica se adapta a las necesidades del día a día: la gama del Citroën ë-Jumpy , que tiene las mismas calidades y cualidades que la gama térmica,  permite elegir entre dos niveles de autonomía, tres longitudes y un elenco de versiones que conjugan robustez, capacidad de carga y las funciones de ayuda a la conducción más avanzadas, con ausencia de vibraciones y ruidos y la libertad de acceso que ofrece la movilidad eléctrica en el centro de las grandes ciudades. Todo ello con un coste de utilización menor, mes a mes.

El Citroën ë-Jumpy permite elegir entre dos niveles de autonomía, con un kilometraje más que suficiente para cubrir los trayectos que se realizan diariamente. Así, las versiones con batería de 50 kWh ofrecen una autonomía de 230 Km WLTP mientras que la batería de 75 kWh permite cubrir rutas de hasta 330 Km, según el protocolo WLTP. En ambos casos, las prestaciones son idénticas: el ë-Jumpy desarrolla una potencia de 136 CV, y un par motor de 260 Nm. Estos niveles de autonomía están en perfecta sintonía con el uso que se hace de este tipo de vehículos: el 83% de las personas que los utilizan recorren menos de 200 Km diarios y el 44% nunca superan los 300 Km al día.

Al volante, la capacidad de adaptación del Citroën ë-Jumpy se traduce en tres modos de conducción, pensados para responder a todo tipo de situaciones. Así, el modo normal asegura un equilibrio perfecto entre autonomía, confort y rendimiento. Si se necesita apurar la autonomía, el modo Eco optimiza el consumo de energía para llegar más lejos. En recorridos en los que el ë-Jumpy está cargado hasta los topes, el modo Power permite disfrutar de las mismas prestaciones que las que se logran viajando con el furgón vacío

Con su longitud de 4,60 m, la talla XS está pensada para ofrecer un acceso fácil al centro de las ciudades, con un máximo de maniobrabilidad para enfrentarse a calles estrechas y huecos de estacionamiento ajustados. Cuenta con la ayuda al estacionamiento delantero y trasero Top Rear Vision, que ofrece una perspectiva global del entorno del vehículo, y sus retrovisores son abatibles. Su volumen de carga puede alcanzar los 5,1 m3.  La talla M tiene una longitud de 4,95 m y está disponible con las baterías de 50 kWh y 75 kWh mientras que la talla XL se caracteriza por sus 5,30 mts de largo y su espacio de carga de hasta 6,6 m3.  En cuanto a los tipos de carrocería, el Citroën ë-Jumpy se adapta a cualquier tipo de uso o actividad con tres versiones: Comercial, Doble Cabina y Transporte de Pasajeros. Además, su altura de 1,90 le ofrece la ventaja de poder acceder a los parkings subterráneos.

El equipamiento de seguridad no tiene nada que envidiar a un turismo de gama alta, ya que equipa 15 sistemas de ayuda a la conducción: acceso y arranque manos libres, Active Safety Brake, Ayuda a la salida en pendiente (hillassist), Alerta de atención del conductor, Alerta de cambio involuntario de carril, Alerta anticolisión, Encendido automático de las luces de carretera, Reconocimiento de extendido de los paneles de límite y recomendación de velocidad, Sistema activo de vigilancia de ángulo muerto… en el Citroën ë-Jumpy la electrificación se vive con las tecnologías más avanzadas.

Y una ventaja más. Se puede disponer de un furgón  Citroën ë- Jumpy desde 189 euros/mes, en leasing.