Corporate

PREMIOS CORPORATE 2023

Cerciora, el servicio especializado en reclamaciones bancarias

POR REDACCIÓN

Al estar frente a una deuda, el acoso y las reclamaciones bancarias suelen ser uno de los problemas más complejos. Esto se debe a que el banco busca, por todos los medios, la forma de obtener el pago de la cuota mensual.

Teniendo en cuenta esta problemática, Cerciora se encarga de bloquear todas las reclamaciones y embargos por medio de la Ley de Segunda Oportunidad. Este mecanismo proporciona una gran variedad de beneficios a los autónomos y particulares para que puedan renegociar su deuda o cancelarla de forma parcial y total. Por medio de sus servicios, Cerciora ofrece la información más actualizada de la legislación y sirven como intermediario entre la entidad y el deudor para llegar a un nuevo acuerdo.

Si bien, este proceso puede durar 12 meses, su enfoque principal es reducir las reclamaciones bancarias al mínimo; de esta manera, sus clientes pueden tener la tranquilidad de una vida sin reclamaciones.

Eliminar las reclamaciones bancarias con la Ley de Segunda Oportunidad

En toda España, existen muchas personas que deben hacer frente a una situación de insolvencia. Bien sea por solicitar un préstamo bancario para iniciar un proyecto o deudas con la tarjeta de crédito, los titulares pueden tener problemas de forma inconsciente y, al no controlar bien los aspectos económicos, se ven frente a una deuda.

Sumado a la presión de estar fichados como morosos, el acoso telefónico por parte de las entidades financieras forman parte de la ansiedad del deudor. Esto incluye notificaciones constantes, cartas, llamadas de números desconocidos y mensajes desesperados.

Si bien el deudor de buena fe busca alternativas para cumplir con sus cuotas mensuales, la situación de insolvencia le hace imposible responder a estas reclamaciones. Es allí cuando empresas como Cerciora ofrecen una segunda oportunidad por medio de la ley que lleva el mismo nombre. Entendiendo los aspectos de la deuda y verificando si el titular cuenta con los requisitos establecidos, esta empresa se encarga de bloquear las reclamaciones bancarias para comenzar el proceso de negociación.

Casos en los que pueden denegar la Ley de Segunda Oportunidad

Aunque muchos titulares reciben buenos resultados al apegarse a dicha ley, la realidad es que existen casos en los que no resulta aplicable. Uno de los más comunes sucede cuando no se cumple con los requisitos establecidos en la ley en el momento de hacer la solicitud, entre estos, se encuentra llegar a un acuerdo extrajudicial previo, no cumplir con los plazos legales y no contar con un asesoramiento de un mediador.

Lo mismo ocurre cuando no se puede probar la insolvencia económica; la insolvencia se refiere a que el deudor no cuenta con los activos necesarios para hacerle frente a la deuda. Asimismo, si la persona tiene antecedentes penales, con delitos al patrimonio, como a la Hacienda Pública, Seguridad Social o contra los Derechos de los Trabajadores, la solicitud también puede ser negada.

Por otra parte, si el titular transfiere de forma fraudulenta algún patrimonio o bien y esto es descubierto, la respuesta también es negativa. Esto se debe a que la Ley de Segunda Oportunidad establece como requisito ser una persona honesta y de buena fe.

Lo que se recomienda para evitar la denegación es adquirir de primera mano una asesoría profesional. Con su conocimiento, el experto se encarga de monitorizar el proceso de requisitos para que la respuesta a la solicitud sea positiva.

Cerciora responde las dudas más comunes sobre la Ley de Segunda Oportunidad

La llegada del mecanismo de la segunda oportunidad en España fue en el 2015, en ese momento, menos de 1.000 personas se acogieron a esta ley. Pero, con el paso del tiempo, la evolución del mecanismo y los beneficios otorgados, actualmente, más de 15.000 personas la han utilizado.

El objetivo de esta ley es proporcionar una alternativa para los deudores de buena fe, tanto personas físicas y autónomos, así como establecer una efectividad de cobro para crear una economía procesal.

Una de las dudas más comunes que surgen en el proceso, son los requisitos que se deben cumplir. En primer lugar, se debe demostrar que no se cuenta con el patrimonio suficiente para hacerle frente a la deuda, tampoco debe ser una persona culpable de un delito económico.

Con respecto al total, la deuda acumulada, no debe superar los 5 millones de euros. Aunque con Hacienda se limita a cancelar deudas de un máximo de 10.000 € y esta misma cantidad con la Seguridad Social. En algunos casos, se puede llegar a un acuerdo sin aumento de intereses o penalizaciones, cuando se exceden estos números.

Beneficios de Cerciora como intermediario

Ahora bien, al trabajar con Cerciora se detienen los cobros y pagos de cuotas mensuales, ya que ellos se encargan de bloquear las reclamaciones y embargos sobre el titular.

En este punto, buscan la manera más adecuada para cancelar hasta el 100 % de la deuda, en caso de que la persona cumpla con los requisitos que establece la ley. Aunque el proceso dura una media de 12 meses, desde el primer momento se adquiere la tranquilidad y se evitan los agobios mientras los expertos de Cerciora se encargan de todo.

Hay quienes temen perder su vivienda en el proceso, pero es importante entender que esto va a depender de los términos de la hipoteca y si está al día, de lo contrario el equipo de Cerciora se encarga de informar sobre el proceso a continuación.

Lo que hace Cerciora es ofrecer todos los beneficios asociados con la Ley de Segunda Oportunidad, como la exoneración de deudas, generar un plan de pago acorde a las especificaciones económicas del titular, salir del fichero de morosidad, concluir el acoso telefónico y todos los problemas asociados a una deuda.

Lo más leído