Carme Hortalá, directora general de GVC Gaesco: “Debemos dejar de politizar la pandemia”

Por Redacción

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

La directora general de GVC Gaesco, Carme Hortalá, estima que lo primero que debemos hacer para salir cuanto antes y del mejor modo posible de la pandemia es “dejar de politizarla”. Junto con ello ve clave la concienciación a los ciudadanos “de que una pandemia no es un problema individual, sino del colectivo, y por lo tanto las actuaciones deben ser colectivas. Esta falta de comunicación a la sociedad es la que considero que ha provocado una segunda ola de contagios tan elevada. Pero recordemos la última pandemia con características similares que conocemos, la gripe española a principios del siglo XX. La segunda ola también fue mucho más amplia, por lo que podríamos interpretar que es un comportamiento relativamente natural en una pandemia”.

Hortalá estima que la concienciación pública como colectivo “no implica un nuevo confinamiento domiciliario, que quizá debamos volver a vivir, sino una real comunicación y compromiso de la ciudadanía, sensata y solidaria”. En este sentido habla de iniciativas de apoyo local a las pequeñas empresas, al llamado comercio de cercanía o de kilómetro cero, que “debe ser una norma entre la población. Las grandes corporaciones, que son las que más acceso van a tener a las ayudas públicas, son las que deben retomar con cautela, pero con alegría, una normalidad. Las demás que hayan resistido irán recorriendo esa, en muchas ocasiones tortuosa, senda de la recuperación”.

La directiva de GVC Gaesco destaca que algunos sectores han podido salvar la crisis; por ejemplo, el turismo rural o la gestión patrimonial: “El sector financiero, en general, se ha visto claramente afectado por el incremento de riesgo de mora en todas las tipologías de entidades financieras, bien procedan de un sustrato familiar o de las grandes corporaciones. No podemos menos que destacar el subsector de la gestión patrimonial, que no se ha visto tan afectado. Si por un lado ha experimentado una disminución del valor del patrimonio que gestionar por la reducción de precio en las valoraciones de los activos, por otro lado las familias, en general, han tenido ocasión de ahorrar durante los meses de confinamiento”. El subsector de la gestión patrimonial ha sido un privilegiado en esta pandemia, aunque no ha sido uno de los sectores más beneficiados, “como lo han sido la logística del comercio online o la manufactura de elementos de prevención”.