Carlos Calero, director general de Vincci Hoteles: “Nuestro sector necesitará un apoyo urgente y firme”

Por Redacción

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Vincci Hoteles es una cadena joven, creada en 2001. En medio de esta juventud le ha tocado vivir momentos complicados como la crisis financiera de 2008 y la actual provocada por la pandemia. “Nos hemos adaptado a los acontecimientos, tomando medidas que nos permitan seguir dando el servicio de calidad de siempre en los hoteles que permanecen abiertos dado su volumen de reservas, y ofreciendo al huésped las mismas garantías de seguridad e higiene”, explica Carlos Calero, director general de la compañía.

El directivo entiende que la primera ola del Covid se tratara de forma improvisada por el desconocimiento del fenómeno en cuestión. Sobre la segunda ola, estima que se deberían haber tomado medidas de forma anticipada y haber trabajado en los meses en que las cifras del Covid eran estables: “Durante el verano se dieron alas en muchos sentidos. Se trasladó una sensación de fin de pandemia que pagamos a todos los niveles: personal y empresarial. Somos víctimas de una absoluta y continua descoordinación entre Gobierno y Comunidades Autónomas que se traduce en el ahogo de sectores como el nuestro, tan perjudicado desde el primer momento”.

Calero ve necesario que el Gobierno desarrolle un plan específico de apoyo para el sector del turismo, el más importante en España y el más sensible a este tipo de acontecimientos: “Sin dudarlo, nos hemos sentido huérfanos desde el inicio de la pandemia y con nula protección”.

El directivo de Vincci Hoteles no duda que el turismo “ha sido uno de los sectores más golpeados por la crisis actual. Necesitará un apoyo urgente y firme no sólo para recuperarse del reto sin precedentes de la Covid-19, sino para volver mejor al crecimiento, con unas prioridades clave que serán mitigar el impacto en el empleo y la liquidez, proteger a los más vulnerables y prepararse para la recuperación”. En su opinión, “serán muy importantes los estímulos económicos que ayuden a todos los sectores a volver poco a poco a la situación anterior a la Covid-19. Todo apunta a que, sin la ayuda de los gobiernos centrales, va a ser muy difícil que el consumo se reactive. No se trata de un problema sectorial, sino global. Ningún sector va a poder tirar de otro como ya pasó en la última crisis económica. En esta ocasión necesitamos apoyarnos los unos en los otros. Todos necesitamos ayudas directas a corto/medio plazo. De nada sirve aplazar el problema unos meses. Serían necesarias ayudas directas dirigidas a incentivar el consumo, como pueden ser la bajada del IVA, diferir los impuestos o ayudas en el pago de préstamos”.