Calviño advierte de que la “competencia impositiva a la baja” entre CCAA debilita el sistema fiscal

Por Redacción

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

La vicepresidenta segunda y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, considera que la “competencia impositiva a la baja de las comunidades autónomas es una dinámica empobrecedora para toda España” y debilita el sistema fiscal.

En una entrevista en ‘El Periódico’ este miércoles recogida por Europa Press, ha asegurado que esa competencia impositiva no es responsable en un país “con un importante déficit y alta deuda pública y con claras carencias de financiación en servicios públicos como la sanidad y la educación”.

Sobre la reforma fiscal, ha afirmado que la prioridad para el Gobierno es impulsar el crecimiento y el empleo y que “hasta que sea sostenido, no se abordarán algunas reformas previstas en el Plan” de Recuperación económica tras la crisis del Covid-19, que el Gobierno ya ha remitido a Bruselas.

Sin embargo, ha detallado que el comité de expertos para la reforma fiscal ya examina qué instrumentos pueden modernizar el sistema para hacerlo “más fuerte, sostenible, progresivo y justo”.

Sobre gravar más el diésel frente a la gasolina, ha planteado analizar la “fiscalidad verde” para ir hacia un modelo más moderno y alineado con las prioridades de la política económica, teniendo en cuenta que el objetivo del Gobierno es que sea progresivo –lo que no implica subir impuestos a las clases medias, ha defendido–.

PEAJES EN AUTOVÍAS Y AUTOPISTAS

En cuanto a la posibilidad de introducir peajes en la red de carreteras estatales, ha lamentado que “muchos años ni siquiera” se ha invertido lo suficiente para mantener las infraestructuras tras la crisis financiera, que redujo la inversión pública al 2% del PIB, ha recordado.

Además –ha detallado– en algunos territorios se implantó un sistema de concesión a operadores privados, por lo que en algunos lugares se paga por el uso y en otros no: “Tenemos que diseñar un modelo de financiación de las vías de alta capacidad más justo”.

“El planteamiento de nuestro país no puede ser el de bajar impuestos y no asumir modelos de gestión de infraestructuras que sí tienen nuestros países vecinos”, y ha dicho que el nuevo modelo tendrá en cuenta el uso intensivo por parte de personas que no tienen alternativa para ir a trabajar y el sector del transporte.

REFORMA LABORAL

En materia laboral, se ha emplazado a trabajar con sindicatos y patronales para hacer que el contrato “indefinido sea de verdad el habitual y en establecer un mecanismo de flexibilidad y estabilidad alternativo a la altísima temporalidad y la excesiva volatilidad de la ocupación característica de crisis anteriores, sobre la buena experiencia de los ERTE”.

En ese sentido, también ha abogado por “lograr una adecuada regulación de las subcontratas; y un marco moderno para la negociación colectiva”, pero no ha explicitado si con la reforma laboral volverán a prevalecer los convenios de sector por encima de los de empresa.

Preguntada por si hay dos visiones de la reforma laboral en el Gobierno, ha dicho: “Hay una visión única y clara con respecto a qué hacer y la determinación de hacerlo. El plan que enviamos a Bruselas y, en particular el componente del mercado laboral, es claro en las reformas que queremos con el máximo consenso en el diálogo social”.

Sobre la regulación de los precios del alquiler, ha dicho que “puede tener sentido en determinadas circunstancias, pero no es la solución milagrosa para todo” y que por ello el Gobierno ha lanzado actuaciones para mejorar el parque público de viviendas y la protección de inquilinos.