Bruselas pide objetivos de inversión y formación para que la UE gane en autonomía digital en diez años

Por Redacción

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

La Comisión Europea ha pedido este martes más inversión en proyectos para el desarrollo digital en la Unión Europea y medidas para asegurar conexiones de alta calidad en todo el territorio y que al menos el 80% de la población adulta tiene conocimientos básicos para usar las tecnologías en el horizonte de 2030, para que el bloque gane en autonomía digital.

Para ello, la vicepresidenta de Competencia, Margrethe Vestager, y el comisario de responsable de Telecomunicaciones, Thierry Breton, han presentado su idea para una “brújula digital europea” que fije una serie de objetivos de aquí a diez años que permitan a la UE ocupar posiciones de liderazgo en la era digital.

Bruselas articula en cuatro áreas los objetivos que a su juicio debería asumir la Unión Europea para avanzar en este campo: formación de los usuarios y alta cualificación de los profesionales, infraestructuras “seguras, eficaces y sostenibles”, transformación digital de las empresas y digitalización de los servicios públicos.

De este modo, la ‘hoja de ruta’ que sugiere la Comisión para 2030 apunta el reto de que al menos el 80 % de todos los adultos tenga para entonces formación digital básica que la UE pueda contar con veinte millones de especialistas en TIC.

En materia de infraestructuras, las necesidades tienen que ver con tratar de que todos los hogares cuenten con una conexión de máxima velocidad y que todas las zonas pobladas tengan acceso a redes 5G.

Además, la producción de semiconductores de punta y sostenibles en Europa debería representar el 20% de la producción mundial deberían desplegarse en la UE diez mil nodos externos muy seguros y climáticamente neutros y Europa debería tener su primer ordenador cuántico, según resumen el Ejecutivo comunitario en un comunicado.

Para las empresas, el objetivo debería ser que el 75% de las empresas utilicen servicios de computación en nube e inteligencia artificial y que más del 90% de las pymes alcance al menos un nivel básico de intensidad digital.

Asimismo, Bruselas pide trabajar para doblar el número de empresas tecnológicas en la UE con un valor superior a los 1.000 millones de dólares, las llamadas ‘startup unicornio’.

Otra meta marcada por Bruselas en su propuesta, que no incluye objetivos vinculantes, es que sean accesibles en Internet todos los servicios públicos y que todos los europeos puedan acceder vía online a su historial médico.