Beneficios de aromatizar los negocios, por E-sensorial

Por Remitido

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

En los espacios comerciales, el marketing apela a conquistar los distintos sentidos de los consumidores.

La decoración, la iluminación, la presentación de los productos y hasta el uniforme de los empleados se diseñan para crear una experiencia visual atractiva. Con la música sucede lo mismo, así como con el marketing olfativo el cual está cobrando mucha importancia en los últimos años.

Las grandes marcas del mundo ya tienen su propio prototipo olfativo, es decir, un olor corporativo que las distingue. Está comprobado por diferentes estudios que una ambientación aromática agradable genera un mayor índice de ventas. La firma E-sensorial dispone de planes que se ajustan a cada negocio, de forma que todos puedan contar con ambientadores profesionales para mejorar su marketing sensorial.

Comunicar los atributos de una marca a través de un aroma

La disposición de ambientadores profesionales en un local aporta una experiencia sensorial más a los clientes. Es un servicio de bajo coste que permite lograr, en el subconsciente del consumidor, una asociación entre un aroma y un establecimiento. Cuando esto sucede se registra un mayor tiempo de permanencia del cliente en la tienda y una mejor disposición a realizar una compra.

Además, un aroma comunica mejor los atributos de una marca y tiene la capacidad de crear asociaciones positivas con una experiencia. Los olores también generan distintos estados de ánimo. Según explican los especialistas de E-sensorial, la vainilla y el ámbar inducen calor, comodidad y nostalgia. La tecnología actual permite regular el aroma según el tiempo o la cantidad de personas que transitan por un espacio. De esta manera, es posible disponer de un olor constante y sutil.

En definitiva, los aromas que se utilizan en el marketing olfativo persuaden a los clientes, mejoran su sensación en el lugar y posibilita que exploren más en los distintos productos que se ofrecen. Esto se da porque el olor evoca recuerdos agradables y reduce el estrés. En hoteles se utiliza esta táctica para relajar a los huéspedes y mejorar la productividad de los empleados. A su vez, en los hospitales sirve para calmar a los pacientes.

Grandes marcas ya lo utilizan

Desde el punto de vista de las empresas, el uso del aroma permite establecer una diferencia con otras marcas. Grandes firmas de todo el mundo adoptan estrategias de este tipo. Cadillac, marca estadounidense de automóviles, desarrolló su propio aroma a coche nuevo, lo que le permitió lograr un aumento en sus ventas. Cadenas como Starbucks o Abercrombie también diseñaron sus propias campañas olfativas.

Otro ejemplo paradigmático del uso de aromas para vender más es el que hace Disney. Los parques temáticos de la compañía se impregnan con olor a palomitas de maíz para incitar a los visitantes a comprarlas. Muchos cines utilizan estrategias similares.

En definitiva, el uso de ambientadores profesionales, como los que diseña y distribuye E-sensorial, es un recurso cada vez más utilizado por distintos negocios para mejorar la experiencia de los clientes y así conseguir un incremento en las ventas.