Bayer pretende reducir su deuda y mantener el reparto de dividendos en los próximos cuatro años

Por Redacción

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El grupo químico y farmacéutico alemán Bayer ha destacado sus prioridades para el periodo de los próximos cuatro años, marcando como objetivo reducir su nivel de endeudamiento y mantener el reparto de dividendos en entre un 30% y un 40% de las ganancias, según ha informado este miércoles en un evento con inversores.

“En primer lugar, nos vamos a centrar en desapalancar nuestro balance tras los pagos anticipados por litigios. En segundo lugar, una porción significativa del capital se usará para los dividendos. Vamos a mantener nuestra política y planeamos distribuir entre el 30% y el 40% de las ganancias centrales por acción”, ha subrayado el director financiero de la multinacional, Wolfgang Nickl.

La empresa también ha asegurado que dispondrá de los recursos necesarios para acometer más adquisiciones de empresas. Las compras se centrarán sobre todo en las divisiones de farmacia y de productos sanitarios e higiénicos de consumo personal.

La firma germana estima llegar a registrar unos beneficios por acción de entre 7 y 7,5 euros para 2024, con arreglo a un tipo de cambio constante divisas. De su lado, el flujo de caja libre crecerá hasta cerca de 5.000 millones de euros para dentro de cuatro años.

Además, Bayer considera que para 2024 su nivel de facturación se situará entre los 43.000 y los 45.000 millones de euros. La compañía cerró 2020 con unas ventas netas de 41.400 millones de euros, un 4,9% menos que en 2019.

“Bayer es una empresa de ciencias de vida líder, posicionada de forma única en la intersección de la salud y la nutrición y con perspectivas atractivas de crecimiento, ganancias y flujo de caja”, ha asegurado el consejero delegado de la empresa, Werner Baumann.