Banco Sabadell cierra 2021 con un beneficio neto de 530 millones de euros

Por Redacción

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Banco Sabadell cerró 2021 con un beneficio neto atribuido de 530 millones de euros, frente a los 2 millones de euros de 2020, cuando provisionó 2.275 millones por el Covid-19, según ha comunicado este jueves a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Sin tener en cuenta TSB, el beneficio neto atribuido se sitúa en 412 millones a cierre de año, un 85,7% superior al logrado en el ejercicio anterior, ya que la filial británica del grupo catalán cerró 2021 con una contribución de 118 millones, frente a las pérdidas de 220 millones de 2020.

El banco ha destacado que ha anticipado un año el objetivo de rentabilidad su plan, tras cerrar con un ROTE del 5%, y prevé que en 2022 se sitúe por encima del 6%.

El margen recurrente ha aumentado un 12,6% interanual y un 3,6% respecto al tercer trimestre y el margen de intereses ha aumentado un 0,8%, hasta los 3.425 millones, apoyado principalmente en el crecimiento de volúmenes, mientras que en el trimestre disminuye un 1,6% por la menor aportación de la cartera de renta fija y alcanza los 863 millones de euros.

Las comisiones netas se han situado en 1.468 millones de euros, lo que representa un crecimiento del 8,7% interanual «por el buen comportamiento de las comisiones de gestión de activos, así como de servicios», mientras que en el trimestre se incrementan un 10,1% impulsadas por la estacionalidad y el crecimiento de los fondos de inversión.

INGRESOS Y COSTES

En cuanto a los ingresos del negocio bancario –margen de intereses más comisiones netas–, se alcanzaron los 4.893 millones, un 3% más en términos interanuales, y respecto al trimestre anterior el crecimiento fue del 1,8%.

Los costes recurrentes se situaron en los 2.988 millones de euros, lo que se traduce en un 2,3% menos respecto al año anterior por la mejora en gastos de personal en España y de gastos generales en TSB; los costes totales ascendieron a 3.307 millones de euros y disminuyeron un 4,4% en el año.

En el cuarto trimestre, los costes totales bajan tras los 301 millones extraordinarios destinados a financiar el plan de eficiencia en el tercer trimestre, que supondrá unos ahorros anuales de 130 millones de euros en España y en 2022 se dará un 85% del ahorro en costes total –110 millones–.

CRÉDITO

El crédito vivo alcanzó los 154.912 millones de euros –110.862 millones Ex TSB– y el crecimiento de la inversión fue del 6,7% interanual –se aísla el impacto del EPA de CAM– por el buen comportamiento de todos los segmentos en España, así como el incremento de la cartera hipotecaria de TSB.

La producción hipotecaria alcanzó los 1.369 millones de euros en el trimestre, un 5% más en términos interanuales, y en Reino Unido fue de 2.169 millones de libras en el trimestre, un 56% más que en el mismo período del año anterior, lo que supone para TSB el mejor dato de producción hipotecaria de su historia.

En cuanto a los recursos de clientes en balance, se situaron en los 162.020 millones de euros –119.242 millones Ex TSB– y aumentaron un 7,5% interanual –5,9% Ex TSB–, mientras que en el trimestre fue de 2,6% –2,4% Ex TSB–.

Los depósitos a plazo fueron de 14.813 millones de euros –12.725 millones Ex TSB– y se reducen un 28,8% –29,6% Ex TSB– respecto a 2020; y en el trimestre disminuyeron un 6% –6,7% Ex TSB– por el traspaso de depósitos a cuentas a la vista.

Los recursos de clientes fuera de balance totalizaron 41.678 millones de euros y aumentaron un 9,5% interanual por el aumento de suscripciones netas de fondos de inversión, mientras que en el trimestre se mantienen estables «a pesar de la venta de BancSabadell d’Andorra»; aislando este impacto, el crecimiento anual se sitúa en el 11,6% y en el trimestre crece el 2,1%

CAPITAL Y MORA

La ratio CET1 ‘phase in’ se situó en el 12,43% a cierre de diciembre e incluye 25pb de ajustes transicionales de IFRS9, mientras que la CET1 ‘fully-loaded’ se ubicó en el 12,18% y aumenta en 6pb respecto al trimestre anterior.

La ratio de capital total ‘phase in’ ascendió a 17,90% al cierre del ejercicio, situándose por encima del requerimiento regulatorio con un ‘MDA buffer’ de 391pb, mientras que en la gestión de la liquidez, la ratio LCR (Liquidity Coverage Ratio) alcanzó un 221% a nivel de grupo.

Los activos problemáticos totalizaron 7.565 millones de euros, de los que 6.203 millones son préstamos dudosos y 1.362 millones activos adjudicados, y la cobertura de activos problemáticos se situó en el 53,1%, siendo la cobertura de préstamos dudosos (stage 3) con el total de provisiones del 56,3% y del 38,2% para los activos adjudicados situándose la ratio de morosidad en el 3,65%.

El coste del riesgo del crédito disminuyó y se situó en 49pb a cierre del ejercicio 2021, 2pb inferior al trimestre anterior y mejoró en 37pb la comparativa interanual.

TSB

La filial británica contribuyó a los resultados del grupo con 118 millones de euros por el crecimiento del margen básico y los menores costes y dotaciones, lo que supone un 22,3% de los resultados consolidados del grupo y la filial británica encadena su cuarto trimestre consecutivo en positivo.

En el trimestre, la contribución a las cuentas del grupo es de 36 millones de euros y TSB obtuvo un beneficio neto individual de 130 millones de libras en el 2021, que cerró con un margen de intereses de 869 millones de libras, un 10,5% más «por el fuerte crecimiento de volúmenes de hipotecas en el año».

Las comisiones netas crecieron un 20,8% interanual y ascendieron a 104 millones de libras, por mayores comisiones de servicios, en especial de tarjetas, y el margen recurrente totalizó 203 millones de libras, frente a los 69 millones de libras del año anterior.