Apple rinde homenaje a sus primeros iMac con una serie ultra-fina en siete llamativos colores

Por Francisco Bautista

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Apple renueva su gama de ordenadores de sobremesa con el lanzamiento de la serie iMac 2021. Unos equipos que incorporan el flamante chip M1 que ya implementara con cierto éxito en los portátiles MacBook Air y los MacBook Pro de 13 pulgadas y el Mac mini de 2020. Uno de los mayores avances de la nueva familia se encuentra en la GPU, que en el modelo básico incorpora 7 núcleos, mientras que en los dos modelos superiores viene con 8. El nuevo chip ha hecho posible reducir la placa base al tamaño de un teléfono móvil. Y lo que es más importante, esta miniaturización permite que la refrigeración de la misma se realice mediante dos pequeños ventiladores laterales con un nivel de ruido mínimo. En el apartado de conectividad, el modelo básico, con un precio que supera los 1.500 euros, sólo incorpora dos puertos USB-C, lo que obliga a los que necesitan contar con más tomas, decantarse por la gama alta, cuyo precio ronda los 2.000 euros.

El sistema de sonido está compuesto por seis de altavoces compatibles con audio espacial Dolby Atmos, dos woofers y tweeters a cada lado. Algo meritorio teniendo en cuenta que todo va solapado a la pantalla de 24 pulgadas cuyo grosor es de tan solo 11,5 mm. También, reserva espacio para la webcam HD con resolución 1080p. Todo ello, se soporta gracias a una fina bisagra que permite ajustar la inclinación, al tiempo que lo fija al soporte más delgado que Apple ha elucubrado nunca para este tipo de equipos. Por su parte, el diseño del teclado ha registrado una cierta evolución con acceso directo al sistema de búsqueda, una tecla específica para incorporar fácilmente emoticonos y un sensor de reconocimiento de la huella dactilar, que se puede configurar para que pueda ser utilizado por varias personas diferentes. Otra curiosidad del nuevo diseño es que también incorpora un puerto Ethernet, cuya entrada no se encuentra en el cuerpo de la pantalla, sino en la fuente de alimentación.

El iMac de 2021 viene en siete colores que parecen homenajear a los exitosos modelos que iniciaron la gama de producto hace ya casi 25 años. Está disponible en tres configuraciones: el básico con procesador M1 de 7 núcleos, 8 Gigas de RAM, 256 de disco duro sólido, dos puertos TB4 y teclado, por 1.449 euros; el gama media con chip M1 de 8 núcleos, la misma memoria, dos puertos USB TB4 y dos USB 3, Gigabit Ethernet y teclado con Touch ID, por 1.669 euros; y finalmente, el modelo más completo, con el mismo procesador, puertos, teclado y RAM que el gama media pero con un disco duro algo mayor (512 Gigas), por 1.899 euros.