Ana Botín ganó 11,4 millones como presidenta de Banco Santander en 2021

Por Redacción

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

La presidenta de Banco Santander, Ana Botín, ganó 11,43 millones de euros en 2021, mientras que el consejero delegado del grupo, José Antonio Álvarez, percibió una remuneración de 9,16 millones de euros, según recoge la memoria anual remitida este viernes a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Esto supone que Botín incrementó su retribución un 15% respecto al ejercicio 2019, antes de la pandemia, mientras que Álvarez ganó un 11% más como consejero delegado del banco que en 2019. El beneficio atribuido de Santander en 2021 se situó en 8.654 millones de euros, un 24,6% más que el de 2019.

Las retribuciones no son comparables con las del ejercicio 2020, debido a que ese año Santander perdió 8.000 millones de euros y el consejo decidió ajustar las métricas para abonar el bonus al 67,3% y destinar el resto a un fondo creado para apoyar iniciativas de lucha contra la pandemia. Con el mismo objetivo, tanto Botín como Álvarez renunciaron voluntariamente al 50% de su retribución total.

La retribución de Ana Botín incluye un salario fijo en metálico que se mantuvo en 3,17 millones de euros y una retribución variable de la que 3,67 millones de euros se abonan este año (el 40%) y 2,2 millones (dos quintos del 60%) se difieren y se pagan en los dos próximos años. Asimismo, la presidenta recibió una aportación a planes de pensiones de 1,04 millones de euros, 330.000 euros por su pertenencia al consejo y 1 millón en concepto de otras retribuciones (seguros, prestaciones complementarias, etc).

Todo ello suma una remuneración de 11,435 millones de euros, un 15% más que en 2019. Si se suma el bonus diferido de 2017 que se ha hecho efectivo este año, la retribución total de Botín asciende a 12,288 millones de euros, un 23% más que en 2019.

De su lado, Álvarez ganó 9,160 millones de euros en 2021, un 11% más que en 2019, con un sueldo fijo en metálico de 2,54 millones de euros, una retribución variable no diferida de 2,48 millones y un bonus en diferido de 1,48 millones. La asignación anual y las dietas por su pertenencia al consejo ascendió a 330.000 euros, la aportación a planes de pensiones fue de 783.000 euros y el resto de retribuciones ascendieron a 1,5 millones.

Incluyendo el pago diferido de 2017 que se ha hecho efectivo este año, la retribución del consejero delegado es de 9,728 millones, un 18% más que en 2019.

El consejo de administración de Banco Santander redujo su retribución total un 2% frente a 2019, al sumar 26,696 millones de euros.