Álvarez ve “esencial” que el Gobierno cumpla con la subida del SMI

Por Redacción

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El secretario general de UGT, Pepe Álvarez, ha considerado “esencial” que el Gobierno central cumpla con su “acuerdo” de subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI), ya que por ejemplo en regiones como Extremadura esto “con toda seguridad permite elevar de manera muy importante el nivel de vida, el poder adquisitivo y los propios recursos de las administraciones públicas para poder atender las necesidades de los ciudadanos y ciudadanas”.

Asimismo, ha defendido que los ERTE “tienen que durar el tiempo que dure la pandemia” en España, de tal forma que si en mayo no ha concluido la situación generada por la Covid-19, “si continúa siendo necesario (los ERTE), los habrá que continuar utilizando”, una cuestión que según ha recordado es lo que viene defendiendo UGT desde hace un año y que así lo va a seguir planteando.

De este modo se ha pronunciado a preguntas de los medios antes de asistir al 9º Congreso Regional de UGT de Extremadura que se desarrolla este viernes en Mérida, y al hilo de lo cual ha vuelto a reivindicar la derogación de la reforma laboral por parte del Gobierno central y ha incidido en que el “proceso de movilizaciones” abierto por las organizaciones sindicales por esta cuestión “va a continuar”.

En la misma línea, ha recalcado que los sindicatos seguirán pidiendo al Ejecutivo que se derogue la reforma de las pensiones del PP; y también que se incremente el Salario Mínimo Interprofesional.

“Es muy importante para Extremadura porque la discriminación más importante que sufre la comunidad son los salarios de los trabajadores y en ese sentido la afectación que tiene el SMI en Extremadura con toda seguridad permite elevar de manera muy importante el nivel de vida, el poder adquisitivo y los propios recursos de las administraciones públicas para poder atender las necesidades de los ciudadanos y ciudadanas”, ha recalcado Álvarez.

Al respecto, ha lanzado el mensaje al Gobierno central de que “no hay ninguna razón para que no se suba el Salario Mínimo Interprofesional”, ya que “la agricultura del país ha crecido de manera importante durante el año 2020 y por lo tanto ni siquiera es uno de los sectores afectados” por la pandemia. “Las administraciones públicas son una parte importante de las que están pagando el Salario Mínimo Interprofesional”, ha añadido.

Así, por ejemplo, ha recordado que para las mujeres que trabajan en las residencias de personas mayores y las que realizan la ayuda a domicilio “es el momento de que tengan una recompensa”, y por eso considera “esencial” la subida del SMI. “Y que sepan los extremeños y extremeñas que vamos a continuar esta lucha”, ha incidido.

En esta línea, ha recordado que el “acuerdo” existente con el Gobierno es que el SMI alcance el 60% del salario medio, de tal forma que en 2023 “debería situarse por arriba de los 1.200 euros”, y ha defendido que por eso “este año no se puede congelar”; al tiempo que ha recordado que “los vecinos de Portugal lo han subido y lo vienen subiendo más porcentualmente de lo que lo ha subido España en los últimos años”, así como que “no hay ningún país de la UE que tenga SMI que no haya subido el SMI”.

INGRESO MÍNIMO VITAL

Por otra parte, sobre el Ingreso Mínimo Vital ha advertido de que “no está llegando” a las personas que lo necesiten, y ha recordado que en agosto de 2020 UGT ya comunicó que esta medida “iba a ser un desastre porque el Gobierno ha hecho una ley cuando tenía que haber hecho una norma específica para el Mínimo Vital”.

Así, ha considerado que “el Mínimo Vital con la actual normativa es imposible que pueda llegar a una parte importante de los solicitantes”, ha dicho, y ha defendido también que 2020 “no puede ser el año que se tenga en cuenta para la elaboración de los criterios que dan o no derecho al Mínimo Vital”.

TELETRABAJO

De igual modo, preguntado sobre el futuro del teletrabajo en España, Álvarez ha instado a esperar para “ir viendo cómo se va desarrollando”, porque tiene la “sensación de que a veces vamos mucho más allá de lo que va a ocurrir después en el país”.

En todo caso, ha considerado “evidente” que la posibilidad de que el teletrabajo vaya “de la mano” de un proceso de digitalización que sea una “verdadera red de comunicación en todo el país” es un elemento “muy importante” para que la “España vaciada pueda ocuparse con personas que efectivamente teletrabajen y que efectivamente lo puedan hacer desde su casa”, aunque ha afirmado que “no va a ser tan sencillo”.

“Me gustaría seguramente decir que esto va a ser muy sencillo, creo que no va a ser tan sencillo, porque primero hay que ver cuánto queda de teletrabajo, y en segundo lugar el teletrabajo permanente no va a ser fácil y por tanto más bien yo creo que en España lo que se va ir, como está ocurriendo en otros países del entorno europeo, a que el teletrabajo se hace durante unos días a la semana y hay algunos días de trabajo presencial”, ha señalado.