Alfredo Rodríguez, empresario del popular bar madrileño “El Brillante”, ha muerto.

Por Wenceslao Pérez Gómez

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Ha fallecido Alfredo Rodríguez, empresario y dueño del mítico bar “El Brillante, ubicado en la Plaza de Carlos V, justo enfrente a la Estación de Atocha y famoso por  su espectacular “bocadillo de calamares”, uno de los referentes gastronómicos de Madrid, tras años de una vida de éxito en la hostelería madrileña. Alfredo Rodríguez, que tenía 67 años, era una persona muy apreciada por todos los que le han conocido tanto profesionalmente,  cómo por sus empleados, que agradecían su bondad y su compromiso con los trabajadores. Tanto es así, que en ese establecimiento solo se contrataba personal a partir de 50 años de edad.