Acer Predator Orion 3000: depredador de videojuegos con iluminación personalizable

Por Francisco Bautista

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

La exitosa serie Predator de Acer, pensada para cubrir las necesidades cada vez más exigentes de los aficionados a los videojuegos, alcanza su cénit con el Orion 3000. Un ordenador formato torre compacta que abriga un procesador Intel Core i7 de 11ª generación. Una bestia, que si se complementa con una tarjeta GeForce RTX 3070, puede mover los fotogramas más complejos a una velocidad trepidante. Algo posible gracias a que integra Ampere, la arquitectura de segunda generación RTX. La configuración se ha construido con Ray Tracing Cores y Tensor Cores mejorados, nuevos multiprocesadores de transmisión y memoria G6 de alta velocidad. Además, la memoria RAM puede crecer hasta 64 GB en módulos DDR4 de 3200 Hz. Este conjunto, sumado a los 8 núcleos y 16 hilos, permite alcanzar una frecuencia turbo de 4.8 GHz. Para completar la ecuación, cuenta con conectividad Intel Killer E2600, que otorga altas velocidades de conexión WiFi 6, con funciones MU-MIMO. Se trata, por tanto, de un equipo pensado para sacarle todo el partido a los juegos más exigentes, pero también para hacer edición de alto nivel o las más elaboradas difusiones de vídeo HD vía streaming.

Tanta potencia exige un sistema de refrigeración muy avanzado. El Predator Orion 3000 lleva integrado dos ventiladores de diseño personalizado FrostBlade con unas dimensiones de 92 mm. El nuevo diseño ha permitido construirlos con unas aspas biónicas especiales, que proporcionan un eficiente flujo de aire, para mantener toda la circuitería a una temperatura constante, incluso en procesos de trabajo muy intensivos.

La estética también es muy importante en este tipo de equipos informáticos. A tal efecto, viene equipado con cuatro LED RGB que se pueden configurar para personalizar las barras de luz verticales de la parte frontal de la torre. Los matices de color son apreciables también a través del panel lateral de vidrio templado, compatible con EMI, que deja a la vista los componentes internos del equipo. Para gestionar toda la iluminación, hay disponible una utilidad de Acer, denominada PredatorSense, que monitorea todo el sistema de iluminación e incluso la velocidad de refresco del ventilador.

El sonido merece mención destacada ya que está basado en un audio DTS:X Ultra con sistema envolvente de 360 grados y efectos de sonido espacial. No sólo es ideal para el disfrute de la experiencia de juego sino también para los momentos en los que se quiere ver una película en las mejores condiciones o disfrutar de buena música en un momento de relax.

Predator Orion 3000 viene de serie con Windows 10 Home y dos entradas frontales USB 3.2 tipo A y C. Tiene un precio que parte de 949 euros en su configuración más modesta. No obstante, hay disponibles versiones de con hasta 2 Teras PCIe NVMe SSD o 6 Teras HDD de almacenamiento.