Acceder a soluciones tecnológicas tanto a pequeñas como medianas empresas de la mano de Trebede

Por Remitido

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El eje existencial de cualquier negocio es la relación que establece con sus clientes. La correcta gestión de esas relaciones es posible gracias a las acciones para consolidar ese vínculo. Esta labor se conoce como Custumer Relationship Management o CRM.

Trebede es una firma que comercializa un CRM en la nube, encargada de facilitar la gestión del equipo comercial de cualquier empresa. Sistematiza el seguimiento de los clientes, organizando todos sus datos de interés con el foco puesto en las ventas. Con esta herramienta se pueden planificar mejor las acciones comerciales.

Ayudas con el kit digital para contratar CRM

Trebede es el agente digitalizador de una iniciativa pública de ayudas que permite el acceso a soluciones tecnológicas para pymes. La razón por la cual han querido participar es porque entienden que la digitalización es una asignatura pendiente entre las empresas españolas. Especialmente cuando se trata de las pequeñas y medianas empresas.

Actualmente, el programa de ayudas del kit digital para contratar CRM está en la etapa de convocatoria. Se están agrupando todas aquellas compañías que cuenten con entre 10 y 49 empleados. Esta etapa del plan de ayudas dispone de un fondo de 500 millones de euros con el que cada empresa beneficiada contará con un bono de digitalización. Ese ‘bono’ digital podrá ascender hasta los 12.000 euros por beneficiario.

Trebede ha confirmado que ya se han dado los primeros pasos de este ambicioso programa. Las bases que rigen para la participación están publicadas en el BOE desde el mes de diciembre. Como agente digitalizador, esta compañía está disponible para ayudar a las empresas interesadas a tramitar sus solicitudes.

¿Cuáles son los requisitos para participar en el programa de digitalización?

La firma Trebede indicó que las pymes interesadas deben cumplir una serie de requisitos para que se pueda convalidar su participación. El primero de ellos es que no debe tener consideración de empresa en crisis. Además, deben estar al día con los pagos de seguridad social y las obligaciones tributarias.

La empresa no puede estar sujeta a un proceso de recuperación de ayuda por parte de la Comisión Europea. Esto significa que el ente multilateral haya declarado algún auxilio como ilegal o incompatible con sus objetivos. Tampoco puede haber violado ninguna de las prohibiciones previstas en la Ley de Subvenciones, ni superado el límite de ayudas conocidas como minimis.

Cumplidas estas prerrogativas, la empresa interesada accede al autodiagnóstico del nivel de digitalización y procede a inscribirse en la plataforma de Acelera Pyme. El cuestionario para la evaluación está disponible en la misma plataforma y una vez completado se pasa a rellenar el formulario de solicitud. Una vez obtenida la ayuda, la empresa beneficiada tiene hasta 6 meses para contratar el agente digitalizador.