Abertis coloca 600 millones de euros en bonos a 7 años con una demanda casi seis veces superior

Por Redacción

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Abertis ha colocado en el mercado una emisión de deuda de 600 millones de euros a 7 años con un cupón del 0,62%, el más bajo de su historia, tras recibir una demanda que ha superado en casi seis veces el volumen inicial.

La compañía gestora de autopistas y otras soluciones de movilidad ha ejecutado esta nueva operación de gestión activa de su deuda a través de su filial francesa Holding d’Infrastructures de Transport (HIT), que controla el 100% de Sanef, sociedad que gestiona más de 2.000 kilómetros de autopistas en Francia.

Los 600 millones de euros se han colocado entre inversores cualificados internacionales con una sobresuscripción de 5,7 veces mientras que el cupón se limita al 0,625% y tiene un vencimiento de 7,4 años, según informa la compañía participada por la italiana Atlantia y ACS.

Abertis asegura que los fondos irán destinados a refinanciar vencimientos de deuda existente de HIT, lo que supone seguir alargando el perfil de vencimiento de deuda del grupo aprovechando las oportunidades que ofrece el mercado de crédito para conseguir buenas condiciones de financiación.

En su última gran emisión de deuda, en enero de este año, la compañía comunicó una liquidez de 5.000 millones de euros sin vencimientos significativos de deuda hasta 2023, tras llevar a cabo operaciones de refinanciación por 3.950 millones en 2020.

El año pasado, Abertis perdió 392 millones de euros, frente a los 352 millones que ganó el año anterior, como consecuencia de la caída del tráfico en todos los mercados en los que opera, aunque consiguió limitar este impacto con su diversificación geográfica.

A este efecto provocado por la pandemia se suma el hecho de que algunas de sus concesiones en España van venciendo sin renovación por parte del Estado, que está asumiendo su gestión eliminando los peajes. En agosto vence uno de sus tramos de la AP-7 en Cataluña, por el que el Gobierno acaba de calcular una compensación de casi 1.300 millones de euros.

No obstante, este cálculo dista mucho de los casi 4.000 millones que pide Abertis, debido a diferentes interpretaciones en los contratos. Aun así, también este miércoles ha trascendido la intención del Gobierno de introducir peajes en todas las autovías españolas a partir de 2024, con las nuevas oportunidades que esto generaría para la empresa española.