A la hora de elegir la compra de un coche, la prioridad de los padres es la protección de sus hijos

Por Wenceslao Pérez Gómez

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

La seguridad, es uno de los aspectos más importantes a la hora de escoger un coche, sobre todo si es la familia quien va a hacer uso de este. Por ello, ya existe en el mercado coches diseñados exclusivamente para padres. Según niw.es, el único marketplace de compra 100% online de coches de ocasión con garantía de concesionario oficial, a la hora de elegir el coche perfecto, se busca funcionalidad, espacio y capacidad de carga junto con la sostenibilidad, el precio y el diseño.

Tanto en viajes largos como en cortos, los padres dan mucha más prioridad a la seguridad de sus hijos y la necesidad de protegerlos, influyendo así en su estilo de conducir y en la elección del coche perfecto para toda la familia. A día de hoy, hay distintos formatos que hacen la vida más fácil, como a la hora de colocar las sillas de los más pequeños, meter grandes bolsas, pequeñas bicicletas, maletas, juguetes, etc…

En definitiva, unas calidades y comodidades que estén unidas a un sistema de seguridad completo.
Actualmente, los progenitores optan por un coche que sea alto y con una gran anchura. Esto se debe, a que durante una situación cotidiana como la de meter a un niño en la silla infantil, una tarea que requiere fuerza y espacio de maniobra, si se encuentran en una acera o una zona elevada puede llegar a complicarse. La necesidad de priorizar la altura, es completamente justificable, teniendo en cuenta que esto facilita tanto la instalación de la sillita, como el proceso de subir y bajar a los niños de ella.

En concordancia con lo anterior, en la de la búsqueda de un coche, los padres ven como imprescindible que tengan una gran amplitud interior. Muchas familias cuentan con más de un niño pequeño, y es necesario colocar dos sillitas, una situación que puede ser muy compleja. Esta cualidad a la hora de comprar un coche, les deja mayor libertad en la elección de la sillita, y en el sistema de retención infantil (Isofix, Top Tether), que muchas veces se ve limitada por la falta de capacidad interior.
Por otro lado, en cuanto a los tipos de seguridad en la compra de un coche de ocasión, los padres resaltan los siguientes factores: en la seguridad activa, tienen muy presente los sistemas antibloqueo de frenos, el control de estabilidad y tracción, y respecto a la seguridad pasiva, se centran en primer lugar en la carrocería y su actuación frente un accidente, los reposacabezas, y los cinturones de seguridad.