Bioksan está a la vanguardia del packaging sostenible

Por Remitido

Con el fin de disminuir el desperdicio de material y fomentar su reutilización, la Comisión Europea propuso una nueva normativa para los empaquetados de productos. En este marco, la directiva propone que para el año 2030 las empresas privadas garanticen como mínimo que el 70 % del embalaje pueda reciclarse, con metas específicas establecidas para los distintos materiales. Así, cada recipiente deberá señalar de qué material está hecho y en qué contenedor de residuos debe depositarse. Por tales motivos, Bioksan apuesta por un packaging sostenible para sus complementos alimenticios 100 % naturales, con cajas de cartón reciclable, biodegradable y compostable.

¿Cuáles son los beneficios de reciclar?

Una pequeña acción como separar los residuos de acuerdo con los diferentes tipos de material y llevarlos a los contenedores correspondientes puede traer aparejados múltiples beneficios para el medioambiente y, por ende, para el futuro de la humanidad. De este modo, es posible ahorrar no solo materias primas, sino también agua y energía, a la vez que reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y generar nuevos puestos de trabajo, reforzando el tejido industrial.

Por otra parte, reciclar evita que los productos y materiales se conviertan en desechos, alargando su vida útil a través de su reutilización. Al mismo tiempo, este proceso permite preservar los recursos naturales del planeta, ya que solo en 2020 se evitó la emisión de 1,67 millones de toneladas de dióxido de carbono a la atmósfera, el equivalente al CO2 emitido por las calefacciones de 800.000 personas durante un año. A su vez, en dicho período se ahorraron más de 20 millones de metros cúbicos de agua y más de 6 millones de megavatios hora de energía.

Bioksan, a la vanguardia del packaging sostenible

A partir del año 2030, todos los embalajes de productos vendidos en la Unión Europea deberán ser reciclables de acuerdo a las nuevas reglas impuestas por la Comisión Europea. De esta forma, para el año 2040 se prevé una reducción de los desechos provenientes de los empaques en un 37 %, por medio de la reutilización y el reciclaje. En este sentido, los envases de vidrio deberán garantizar que el 75 % de su peso pueda reciclarse, mientras que las metas para los de cartón o papel y los de plástico son de un 85 % y 55 % respectivamente.

Por ende, demostrando su marcado compromiso con el medioambiente, la firma Bioksan utiliza un packaging sostenible fabricado con cartón 100 % reciclable, biodegradable y compostable. Con vademécums y prospectos impresos en papel de material recuperado, botes de plástico hechos con residuos de la caña de azúcar y fuentes renovables, además de cajas con el sello Ecoembes, Bioksan busca no solo investigar, producir y comercializar productos nutracéuticos, sino también generar un impacto positivo en el planeta y en las personas.