¿Cuál es la importancia de llevar una buena gestión en un restaurante?

Por Remitido

La apertura de un negocio de restauración no significa que tenga el éxito asegurado. Un estudio presentado por The Restaurant Times revela que el 60 % de los nuevos negocios fracasa en su primer año. La estadística se eleva al 80 % durante el primer lustro de existencia.

Según los expertos de la firma consultora SMquatro, el punto clave está en la gestión de un restaurante. Aseguran que esta debe ser el resultado de una planificación y organización de tareas para asegurar que los procesos fluyan. De esta manera, se minimizan costes y pérdidas, mejorando así la productividad.

Cómo desarrollar una buena gestión

SMquatro es un escritorio de asesoría gastronómica que apoya a los hosteleros para garantizar que sus proyectos de negocio obtengan el éxito esperado. Con este fin, sus consultores trabajan al lado de los clientes para ayudarles a organizar las operaciones y hacerlas más eficientes. Diseñan las estrategias y luego hacen seguimiento a su implementación para corroborar su conveniencia.

Como expertos en el área de restauración, los asesores de esta firma explican que una buena gestión depende de varios elementos importantes. El primer punto es analizar la situación inicial para definir los correctivos necesarios. Ese análisis debe incluir el aspecto financiero, la atención al cliente y los procesos diarios.

Una vez establecida la situación inicial es el momento de marcar los objetivos a alcanzar. Estos son las metas que garantizarán la supervivencia del negocio de hostelería y que además generarán los beneficios esperados para sus dueños. Los objetivos deben medirse en los beneficios, las opiniones de los clientes y la lista de tareas cumplidas.

Una buena asignación de responsabilidades

El equipo de SMquatro sostiene que para una buena gestión es indispensable la asignación de responsabilidades dentro del restaurante. Esta definición pasa por establecer cómo se van a realizar las tareas y quiénes serán los designados para hacerlas. Una vez hecha la definición es importante comunicar al personal esa información, para que todos estén en la misma página.

Gracias a las decisiones correctas se puede construir una buena gestión que permitirá al restaurante mejorar su rentabilidad sin sacrificar la satisfacción de los comensales. También permite destacar sobre los competidores con una excelente carta y precios competitivos. Una buena gestión es importante porque permite al emprendedor tomar el control del negocio y proyectar su crecimiento.

Los asesores gastronómicos de SMquatro sostienen que una buena gestión es fundamental en la estructuración del restaurante. Mediante ella se pueden cuantificar todos los indicadores y de esta manera interpretar objetivamente el comportamiento del negocio. Es el elemento indispensable para garantizar su supervivencia, sobre todo en un contexto económico incierto y un mercado con gustos cambiantes.