Ocho de cada diez CEO consideran una prioridad estratégica la construcción de nuevos negocios

Por Redacción

Ocho de cada diez directores ejecutivos afirman que la construcción de nuevos negocios es una de las cinco principales prioridades estratégicas de sus empresas a pesar de la actual inestabilidad económica, según revela la última encuesta anual ‘New-Business Building’, elaborada por la consultora McKinsey & Company.

Los líderes de las empresas encuestadas –más de mil en todo el mundo– sostienen que sus compañías ya están invirtiendo una parte significativa de sus ingresos en nuevos negocios (5%), creando un promedio de 1,5 nuevos negocios por año, frente a un negocio hace entre dos y cinco años.

Según McKinsey, las empresas crean nuevos productos, servicios o negocios con el fin de generar nuevos ingresos y capturar más valor y participación de mercado, pero para satisfacer las expectativas de los CEO respecto a los ingresos que esto producirá es necesario que las compañías aumenten rápidamente la cantidad de negocios que construyen, así como su escala y sus tasas de éxito.

CUMPLIR LAS EXPECTATIVAS SOBRE GENERACIÓN DE INGRESOS

Concretamente, los directivos esperan que en los próximos cinco años los nuevos negocios desarrollados por sus compañías contribuyan con el 29% de los ingresos totales de la organización, frente al 12% de los últimos cinco años.

El análisis de McKinsey destaca que, asumiendo que el promedio de las tasas de éxito de los nuevos negocios se mantenga constante, las empresas tendrán que duplicar la cantidad de nuevos negocios que crean por año para satisfacer esas expectativas de ingresos, pasando de 1,5 a 3,5 por año.

Además, aquellas con ingresos anuales superiores a 1.000 millones de dólares (unos 960 millones de euros) tendrán que llegar a construir anualmente alrededor de siete nuevos negocios en los próximos cinco años.

Según Santiago Fernández, socio de McKinsey & Company, «se espera que la construcción de nuevos negocios aumente considerablemente en los próximos años, destacando la creación de nuevos productos, servicios o negocios en torno a la sostenibilidad y la digitalización».

«La creación de negocios sostenibles será particularmente notable para las compañías de energía y materiales, mientras que las compañías de bienes de consumo o ‘retail’ se centrarán en los nuevos negocios digitales», ha indicado.

***De hecho, el informe apunta que las empresas están construyendo más negocios orientados a la sostenibilidad ahora que hace cinco años, y el 29% de los encuestados asegura que sus compañías crearán un negocio enfocado en este ámbito en los próximos cinco años.

La mayoría prevén que sus empresas ofrezcan servicios como la financiación sostenible o productos y materiales sostenibles, como los paneles solares o las baterías. Sectores como el turismo, la logística y las infraestructuras esperan que la mayoría de sus nuevos negocios sostenibles se centren en servicios intangibles o infraestructuras sostenibles, mientras que, en bienes de consumo y comercio minorista, el foco está puesto en servicios físicos y productos.

NUEVAS TECNOLOGÍAS Y FINANCIACIÓN EXTERNA

Por otro lado, Fernández ha comentado que «más de la mitad de los encuestados prevén incorporar la inteligencia artificial a sus nuevos negocios para cumplir con sus propuestas de valor, y el 35% lo piensa hacer con el Internet de las cosas».

«Si nos fijamos en algunos sectores, vemos cómo aquellos directivos dedicados a las industrias avanzadas suelen mencionar la robótica física y la impresión 3D, además de la realidad aumentada», que «también importante para los líderes empresariales del sector turístico, la logística y las infraestructuras», ha detallado.

En lo que respecta a la financiación, la interna es la fuente más común de inversión en la construcción de nuevos negocios, pero también se observan fuentes externas como las firmas de capital de riesgo y capital privado, así como subvenciones.

Los datos del estudio reflejan que los nuevos negocios que han recibido financiación externa tienen más posibilidades de ser exitosos que aquellos que reciben otro tipo de financiación. Asimismo, las empresas pueden fijarse en las prácticas implementadas en otras compañías que hayan obtenido buenos resultados.

En general, el éxito de los nuevos negocios depende en gran parte de la toma de decisiones respaldadas por datos, de tener una estrategia efectiva y de tener suficientes recursos de su organización central y un proceso claro y estándar para escalar nuevos negocios, según McKinsey.