Montero presenta sus PGE como «antídoto contra la inestabilidad, la desigualdad y la desesperanza»

Por Redacción

La ministra de Hacienda y Función Pública, María Jesús Montero, ha presentado en el Congreso el proyecto de Presupuestos Generales del Estado de 2023 como «principal antídoto contra la inestabilidad, la pobreza, la desigualdad y la desesperanza» que, ha dicho la ministra, son «caldo de cultivo del populismo».

En la rueda de prensa en la Sala Ernest Lluch del Congreso, una vez ha llevado a la Cámara las nuevas cuentas públicas, la ministra ha esgrimido que «el Gobierno cumple» aprobando unos nuevos Presupuestos, pues considera que dan «estabilidad y seguridad en un contexto de incertidumbre y volatilidad».

Asimismo, ha asegurado que las nuevas cuentas también lanzan «un potente mensaje de estabilidad al exterior», al ser «el mejor aval del dinamismo de la economía» y «garantía del cumplimiento de los compromisos de estabilidad» y del Plan de Recuperación con fondos europeos.

La ministra de Hacienda ha argumentado que el contexto de crisis energética y de precios a raíz de la invasión rusa de Ucrania hace que la aprobación de los Presupuestos suponga «un plus respecto a otros años», y por ello ha pedido que el diálogo con los socios «seas franco», «constructivo» y «prime la lealtad con los compatriotas respecto a cualquier otra consideración».

LOS SERVICIOS PÚBLICOS, UN 21% DE RENTA ADICIONAL PARA CADA HOGAR

En su intervención, ha reivindicado la «justicia social» y la «eficiencia económica» como «dos caras de la misma moneda», y por ello ha justificado el refuerzo de los servicios públicos «red de seguridad cuando las circunstancias vienen mal dadas». «Reforzar los servicios públicos no puede ser visto como despilfarro», ha esgrimido la ministra, que cree que esto «lo propugna de forma velada, o no tanto, la derecha».

Sin contar con las pensiones públicas, ha dicho Montero, los próximos Presupuestos y la financiación de servicios públicos suponen un aumento de renta disponible del 21% en cada hogar familiar, de hasta 11.000 euros para un hogar con dos adultos y al menos un niño.

EL IPREM AUMENTA UN 3,6% Y EL IMV EN TORNO AL 8,5%

La ministra ha desgranado las medidas incorporadas en los Presupuestos de 2023, entre las que se incluye que el Ingreso Mínimo Vital se revalorizará también en torno al 8,5%, lo que beneficiará a 1,2 millones de personas. Por su parte, el IPREM, el índice de referencia utilizado para la concesión de numerosas ayudas, aumentará un 3,6% y se situará en los 600 euros.

De la misma forma, se incluirá la revalorización de las pensiones conforme el IPC, cumpliendo la recomendación del Pacto de Toledo, lo que beneficiará a más de 10 millones de pensionistas, que verán incrementados sus ingresos en torno al 8,5%.

La partida de dependencia alcanza la cifra récord de 3.522 millones al aumentar su dotación en 600 millones. A esta cantidad se suman casi 20 millones de las cuotas sociales de las cuidadoras no profesionales. Otra partida que persigue mitigar el alza de los precios es el incremento del 65% del bono social térmico, que alcanza los 259 millones.

De su lado, las cuentas públicas destinan 201 millones al Plan Corresponsables y elevan en 51 millones las partidas para luchar contra la violencia de género.

Asimismo, estos Presupuestos incluyen un refuerzo para los parados mediante el incremento de la cuantía de la prestación contributiva por desempleo del 50% al 60% de la base reguladora a partir de los 6 meses. Ello supondrá que unos 300.000 parados en esta situación podrán recibir 100 euros más de media al mes.

130 MILLONES A BONIFICAR CUOTAS DE EMPLEADAS DEL HOGAR

En ese sentido, estas cuentas contemplan una elevación de las partidas destinadas al fomento del empleo, que se incrementan un 5% hasta 8.029 millones de euros. Destaca en ese sentido el aumento en 124 millones de la partida para Formación Profesional para el empleo; o los más de 4.000 millones que se destinan a inserción e incentivación a la contratación.

En materia de empleo destacan 130 millones de euros que se destinarán a bonificar las cuotas de la Seguridad Social a las empleadas del hogar.

PRÓRROGA BONO DE ALQUILER JOVEN Y BONO CULTURAL

Otra de las prioridades de los Presupuestos son los jóvenes, cuyas políticas se incrementan un 13,2% y alcanzan los 12.741 millones. Entre las medidas específicas para ese colectivo se encuentra la prórroga del bono de alquiler joven y del bono cultural.

EDUCACIÓN, SANIDAD Y VIVIENDA

También se refuerza la educación con una dotación que marca un nuevo récord tras un incremento del 6,6% hasta los 5.354 millones. La partida de becas al estudio se eleva en 400 millones y se sitúa en los 2.474 millones, la mayor dotación de la historia. Montero ha anunciado también la creación de una nueva ayuda de estudio en 2023 por necesidades extraordinarias con una dotación de 200 millones de euros.

La sanidad es otra de las políticas que se refuerzan en esas cuentas con un incremento del 6,7% hasta los 7.049 millones. Ahí se incluye el compromiso del Gobierno de potenciar la atención primaria con una transferencia de 500 millones a las CCAA para esta materia.

Asimismo, se consolidan los 44 millones para la ampliación de servicios de salud bucodental y otros 24 millones para el convenio de implantación de la protonterapia en el Sistema Nacional de Salud.

Las cuentas también fortalecen la política de vivienda con un aumento del 5,4%. Una de las dotaciones más relevantes son los 260 millones para que la Empresa Pública de Suelo (SEPES) impulse la promoción de viviendas en alquiler asequible. Para facilitar el acceso a la vivienda los Presupuestos también recogen 260 millones para alquileres accesibles.

SUBIDA SALARIAL A LOS EMPLEADOS PÚBLICOS E IMPUESTOS

Por el lado de los ingresos, las cuentas contemplan un incremento de los ingresos no financieros del 6% respecto a la previsión de cierre de 2022, hasta registrar 307.445 millones de euros.

«Esta mejora que se explica en buena medida por el crecimiento económico, la creación de empleo y los cambios normativos en materia fiscal presentados la semana pasada basados en el principio de un reparto justo de la crisis y de reclamar una mayor contribución a quienes más tienen», ha resaltado la ministra.

Analizando por impuestos, se prevé un incremento del 7,7% en la recaudación en el Impuesto sobre la Renta, hasta los 113.123 millones. Sociedades registrará un aumento similar, del 7,7% hasta 28.519 millones, mientras que en los Impuestos Especiales la previsión es un crecimiento del 8,2%, hasta 22.287 millones de euros. En el caso del IVA, la previsión de recaudación se cuantifica en 86.093 millones, lo que supone un 5,9% más en relación con el avance de liquidación de 2022.