Jordi Sevilla afirma que España debería condonar las deudas de pymes y autónomos con aval del ICO

Por Redacción

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Jordi Sevilla, ‘senior advisor’ de Contexto Económico en LLYC, ha indicado, en el marco de la crisis sanitaria y económica por el coronavirus, que en España tal vez se debería empezar a condonar las deudas contraídas por pymes y autónomos con aval del ICO, que suponen cerca de 100.000 millones de euros.

El directivo ha asegurado, en referencia a las acciones orientadas a paliar los efectos de la crisis y a motivar una pronta recuperación económica, que el abanico de ayudas directas por parte de otros países europeos es muy amplio.

“Hace bien el Gobierno en usar herramientas de análisis para ayudar no solo a quien lo necesita, sino a quien puede aprovechar la ayuda para mantener el mayor tejido productivo posible”, ha añadido.

Sobre los fondos europeos, el ‘senior advisor’ de LLYC ha destacado que estos ayudarán a una reconversión verde y digital, pero se necesitan estímulos de reactivación para completar el triangulo: ayudas de sostenimiento, medidas de reactivación de la actividad y fondos de reconversión verde y digital.

“Solo así recuperaremos el terreno que estamos perdiendo en convergencia de renta per cápita con los países mas punteros de la euro zona”, ha apuntado Jordi Sevilla.

PRIMER TRIMESTRE “MALO”

Por otro lado, prevé que este primer trimestre será malo, aunque ha indicado que anticipándonos a la recuperación en el segundo semestre del año, se deberían ir diseñando medidas especificas de reactivación para los sectores mas afectados y con mayor peso en la economía, como el turismo, la construcción, el ocio o el comercio.

El que fuera ministro de Administraciones Públicas entre 2004 y 2007 ha señalado tres hechos que han provocado que el Gobierno intente recuperar el tiempo que ha perdido en las nuevas ayudas directas a empresas por el Covid-19, “que hace un mes eran impensables y hoy están en la mesa del Congreso de Ministros”.

Según Sevilla, estos hechos son que la economía española ha sido golpeada con más fuerza que otros países, el Gobierno es de los que menos apoyo relativo ha dado a familias a empresas y las perspectivas de una rápida recuperación se enfrían conforme la vacunación, la mejor “política económica posible”, se va retrasando.

Sobre la tercera ola, el directivo de LLYC ha afirmado que solo recientemente “se ha empezado “a doblegar la curva”.

Sin embargo, ha advertido de que esta crisis ha dejado de plantear un problema de liquidez para ser un grave problema de solvencia, que “debe abordarse con nuevas medidas de política económica, que hoy por hoy cuentan con el respaldo de las potentes inyecciones puestas en circulación por el Banco Central Europeo, que ya tiene en su balance un tercio de la deuda publica emitida”.