Estanislao de Mata, vicepresidente de Sixt: “No se puede dejar el turismo como un barco a la deriva”

Por Redacción

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El vicepresidente de la empresa de alquiler de vehículos Sixt en España piensa que cualquier análisis de riesgo se habría quedado corto para predecir una catástrofe como la actual. “Un bicho, nada menos que un germen microscópico, ha puesto el mundo de rodillas, haciendo temblar los pilares de nuestras empresas y los cimientos de nuestra economía a nivel nacional e internacional, sin contar las numerosas pérdidas humanas que hemos sufrido. En estos momentos se trata de batallar para sobrevivir”, sostiene Estanislao de Mata.

En este contexto, para una empresa tan ligada al turismo como Sixt, tan sólo cabe esperar que 2020 “quede como un año para el olvido en la trayectoria de constante crecimiento que veníamos teniendo desde nuestra implantación en España en 2008”. De Mata afirma que una situación como la actual, tan inesperada, “se gestiona adaptándose a ella en el día a día, y cómo no, con el valor de arriesgar y dar un paso al frente”. Sixt abrió gran parte de sus sucursales tras la primera fase del estado de alarma “asumiendo un riesgo económico importante. La vida debe seguir adelante y en Sixt somos valientes. Por supuesto, lo digo con el respeto más profundo para toda aquella población empresarial que no ha podido reabrir las puertas de sus negocios”.

De cara al futuro, De Mata piensa que “quizás deberíamos preguntarnos qué se ha hecho bien en otros países para mantener los contagios al mínimo, y a partir de ahí, calcar el mismo modelo preventivo”. Por otra parte, “creo que todos los que formamos parte de la industria turística hemos echado de menos un plan previo al confinamiento. Las consecuencias para este sector eran muy fáciles de intuir. Estamos hablando del sector que más aporta al PIB nacional y al empleo. Quizás haya sido algo temerario adentrarse en un parón general del turismo sin tener un plan corrector desde el inicio”.

El directivo de Sixt afirma que “necesitamos soluciones e inyección de parte de quienes nos gobiernan, porque una de las industrias más importantes de nuestro país no se puede dejar como un barco a la deriva”. En su opinión, teniendo en cuenta la importancia del turismo y viendo los avances de la investigación, “no debería ser tan difícil definir protocolos claros para viajeros nacionales e internacionales. En nuestros aeropuertos nos hemos encontrado con turistas que autocertifican su estado de salud a través de una app del Gobierno español que muchas veces está colapsada y no funciona. Se han creado situaciones de incertidumbre, pánico y atascos. No creo que esta sea la mejor manera de recibir a nuestros turistas ni la más segura para la salud de nuestros ciudadanos”.